“Parejas rotas”
Miguel-A.
¡Sí, mi tesoro!
¡Estate tranquilo!
¡No necesitas confesarme nada!
¡Tranquilízate!
¡Hufs!
¡Lo sabía!
¡Jódete!
Descargar

Document