LOESS SCHOOL
CALAMA
LOS CAMBIOS SEMÁNTICOS
1- Proceso de los cambios semánticos.
2- Causas de los cambios semánticos
3- Formas de los cambios semánticos
LENGUAJE Y SOCIEDAD
MISS KATHERINE CALDERÓN
La semántica es un subcampo de la gramática y,
por extensión, de la lingüística. Proviene del
griego ”semantikos”, que quería decir
“significado relevante”, deriva de “sema”, lo que
significa “signo”. Se dedica al estudio del
significado de los signos lingüísticos y de sus
combinaciones, desde un punto de vista
sincrónico o diacrónico.
1. PROCESO DE LOS CAMBIOS SEMÁNTICOS
El estudio del significado de las palabras puede hacerse de
dos formas:
Sincrónica, viendo las relaciones de significado entre las palabras en
un momento dado, como puede ser el actual; o sea, comparar los
campos semánticos.
Diacrónica, analizando la evolución de los significados a lo largo de los
años; es de decir, observar los cambios semánticos.
La primera forma es un estudio sincrónico que analiza la
significación de las palabras en un momento determinado, y se está
refiriendo a los campos semánticos. Es una semántica descriptiva.
En la segunda forma se trata de un estudio diacrónico y
muestra cómo la lengua no es ser estático e inmutable, sino que
evoluciona.
Nos interesa especialmente la forma diacrónica porque
muestra, además de la aparición y desaparición de los vocablos, los
cambios de significados que las palabras van sufriendo a lo largo del
tiempo. Por ello, la semántica diacrónica o histórica se refiere a la
observación de los cambios semánticos.
¿Es igual la transmisión de las lenguas de una generación
a otra?
La semántica histórica que observa los cambios semánticos
producidos en las palabras se basa en que la transmisión de las
lenguas de una generación a otra no es completamente fiel, sino que
se producen modificaciones.
El origen de estos cambios es siempre individual. Alguien
comienza a dar un significado nuevo a la palabra. Esta innovación
puede quedar ignorada o triunfar; triunfa cuando el nuevo
significado es adoptado por círculos cada vez más amplios.
CONSERVACIÓN: continuar dando el mismo nombre a un
objeto diferente:
.Carro o automóvil, pues carro se refiere a un vehículo de
tracción animal.
.Pluma, porque se escribía antiguamente con pluma de ave.
.Estilográfica, porque el stilus era un punzón para escribir
sobre cera.
INNOVACIÓN: crea otros vocablos con nueva
significación:
. De labore nace laborar y luego labrar, que es arar; pero
labor se refiere a cualquier trabajo.
. De traditione sale tradición, pero traición varía la
significación.
. De cumulus aparece cúmulo y posteriormente , colmo.
ENSANCHAMIENTO: dar mayor alcance a la significación
de una palabra:
. Alameda , inicialmente era un camino con álamos; luego,
cualquier avenida o bulevar.
. Bárbaros eran los invasores germanos, luego brutalidad,
destructor.
. Romántico, de estilo literario y artístico, a sentimiento y
forma de ser.
RESTRICCIÓN: hacer referencia a una significación más
concreta y particular:
. Atuendo eran objetos, muebles y ropa de un rey en un
viaje, luego pasó a referirse sólo a los vestidos.
ENNOBLECIMIENTO: alcanzar otra significación más digna
y elevada:
.Minister era servidor o criado en latín y su ministerio era
su trabajo; ahora es el ministro del Señor, del Estado, y hay
ministerio sacerdotal o gubernamental.
.Corte inicialmente significó en Castilla cuadra o establo de
animales para llegar a consejeros o diputados de las Cortes
generales o Parlamento.
ENVILECIMIENTO: adquirir una nueva significación
peyorativa y menos digna:
.Siniestro era a la izquierda o contrario a diestro; llegó a ser
algo malo y despectivo.
.Burgués y villano era el que vivía en burgos o villas y pasó a
significar que vive y le gusta vivir bien o que es algo vil.
.Déspota o tirano era semejante a amo y rey, y ha acabado
significando opresor y dictador.
Los cambios semánticos se producen porque la
lengua no es algo estático y muerto, sino que evoluciona y
se enriquece. Básicamente se debe a alguno de los
siguientes procesos:
Conservación
Innovación
Ensanchamiento
Restricción
Ennoblecimiento
Envilecimiento
2. CAUSAS DE LOS CAMBIOS SEMÁNTICOS
Puesto que el significado de las palabras no es absoluto y firme, en su
cambio de valor pueden intervenir diversas causas.
Comprobemos con un ejemplo cómo se producen cambios de una
palabra originaria:
En latín vulgar calcea (del latín clásico calceus=zapatos) designaba
unas medias que los romanos usaban en la edad Media se fueron
alargando hasta llegar a la cintura, las calzas. En el siglo XVI se
dividió en dos partes; la de arriba hasta la rodilla siguió llamándose
calzas, calzón o calzones y actualmente calzoncillos. La parte baja
quedó con medias calzas y luego calcetas, o sólo medias y actualmente
calcetines. En el siglo pasado se introdujo del francés la palabra
pantalones y hoy se usan vocablos de origen inglés como panty, short,
etcétera.
2- Las causas o factores que influyen en los cambios
semánticos pueden ser de tipo lingüístico, históricosocial o psicológico:
Causas lingüísticas
Causas histórico-social
Causas psicológicas
Causas lingüísticas. Puede suceder que palabras
que siempre van juntas se contagian del significado de la
otra.
Jamás (del latín jam magis=ya más) siempre iba
junto a negación y por contagio llegó a significar nunca.
Causas sociohistóricas. Puede suceder que las palabras adquieran
nuevas acepciones; pero , a la vez, aparecen nuevas palabras para
designar cosas o aspectos diferentes y novedosos.
-Nombrar cosas nuevas que se presentan en la vida moderna:
.Ciencia y técnica como: oleoducto, refinería, mecanización.
.Profesiones: cineasta, cosmonauta, camarógrafo.
.Acciones: alunizar, filmar, computar.
.Movimientos políticos: nazismos, marxismos, castrismo.
.Movimientos sociales: sindicalismo, huelguista, pacifista.
-Nuevas frases agrupadas en giros y locuciones nuevas:
.Laboral: contrato colectivo, huelga de hambre, protesta laboral.
.Bélico: guerra nuclear, bomba de neutrones, arma bacteriológica.
.Internacional: relaciones bilaterales, guerra fría, conferencia de
alto nivel.
-Eufemismos motivados por tabúes, decencia o
convencionalismos:
.En vez de amante se dice la amiga, la querida, etc.
.En vez de parir se usa dar a luz, alumbrar.
.Por estar embarazada, se habla de estar en estado, encinta,
esperando, en estado de buena esperanza.
.Piadosamente se dice invidente por ciego y cerrar los ojos por
morir.
Una forma especial de eufemismo es el tabú (que
significa sagrado, prohibido). En toda comunidad hay
nociones que se evitan nombrar directamente, acudiendo
entonces a otros nombres, circunloquios, etc.
Existe un tabú de superstición. El irlandés tiene una
docena de nombres para el oso y otra para el salmón,
porque son dos animales que la imaginación popular había
hecho tabú: creían que los animales capturados estaban
investidos de poderes mágicos.
Otro tabú es el de decencia.Todo lo que se refiere a
las funciones fisiológicas o sexuales está desterrado de
la conversación educada. Las sustituciones que de ello
resultan explican la depreciación semántica de muchas
palabras, que en su origen eran absolutamente neutras.
Causas psicológicas. Consiste en aplicar a las
personas apodos en relación con objetos y animales por
encontrar en ellos sus cualidades o características o
caricaturizarlas haciéndoles destacar algún defecto o
aspecto ostentosos:
-Llamar a gente un águila, un lince , un toro , un burro, etc.
3. FORMAS DE LOS CAMBIOS SEMÁNTICOS
Los cambios semánticos se producen de muchas
formas, ya sea porque cambia la forma de las
palabras o porque cambia el sentido de ellas.
Veamos dos tipos de cambios:
Fonético.
Analógico
Analógico. Evolución similar a la de otras palabras
semejantes o análogas, contra las tendencias fonéticas
evolutivas normales. Se da especialmente en los
paradigmas numerosos como por ejemplo, la conjunción.
El latín vestis debiera haber dado en castellano
viestes, pero dio vistes por analogía con las otras
formas castellanas de vestir, visto, viste, etc.
Cualquier campo semántico implica un desplazamiento
de la relación entre significante y significado y afecta
el sistema de la lengua en que se produce.
Tomemos un ejemplo como sintomático. Si decimos la
cresta de la montaña estamos haciendo una
transferencia del significado de cresta (en un gallo o
una gallina) y lo aplicamos a las cumbres de la montaña.
A causa de la semejanza que puede verse entre el
contenido del primer signo lingüístico ( la forma de la
cresta del gallo) con el contenido del segundo signo
lingüístico (la forma de las cumbres de la montaña), la
expresión del primer signo se transfiere al contenido del
segundo signo lingüístico (la forma de las cumbres de la
montaña), la expresión del signo se transfiere al contenido
del segundo signo lingüístico:
Las dos formas principales de realizar los cambios
semánticos son:
-Transferencia de un significante a un significado
-Transferencia de un significado a un significante
TRANSFERENCIAS DEL SIGNIFICANTE
1. Por semejanza de los significados. Un significante pasa
a indicar otro significado distinto del suyo, porque ambos
tienen una semejanza, como cresta de las montañas, cuello
de botella, red de carreteras.
Todas las metáforas poéticas utilizan estos cambios: luna
de plata, rosa encendida.
2- Por contigüidad de los significados. Incluye todas las
relaciones que puedan existir entre dos significados y que
no sean las de semejanza.
En el lenguaje poético; la metonimia se aprovecha de estas
relaciones para realizar cambios semánticos que
produzcan expresiones literarias.
Las relaciones más frecuentes son:
.a) Contigüidad espacial: Los contenidos reciben la expresión del
lugar en donde se producen. El pergamino de Pérgamo, la campana de
Campania, el champán de Champaña; al igual que el Jerez, el Oporto,
que designan diversas calidades de vinos.
.b) Contigüidad temporal. Acontecimientos que reciben el nombre
del tiempo en que se producen. La siesta viene de la sexta hora
latina.
.c) Otras relaciones de contigüidad. En donde podemos incluir un
resto muy amplio de relaciones. Se dice ganar el pan por el salario
que retribuye un trabajo, respetar las canas por las canas por
ancianidad.
Cuando se designa una obra por su autor, como un Picasso, un Miguel
Ángel.
B) TRANSFERENCIA DEL SIGNIFICADO
1. Por semejanza entre los significantes. Cuando dos
significantes o imágenes acústicas se parecen porque
tienen sonidos comunes. Como prejuicio por perjuicio, o
actitud por aptitud aptitud, competer por competir,
adaptar y adoptar, resumir por reasumir.
2. Por contigüidad de los significantes. Las palabras que
están regularmente en contacto dentro de una frase
pueden influirse mutuamente, y acaban por desaparecer
algunas palabras para pasar su significado al significante
vecino. Se producen elipsis como déme una primera por un
billete de ferrocarril, ponga una media, por una media
botella de ron; déme un escocés, por déme un vaso de
güisqui escocés
A veces se producen cambios por pérdidas de vocablos,
pues la lengua se desprende de palabras que ya no le son
útiles, por diferentes motivos:
Desaparición del objeto: Términos de piezas de la
armadura, telas medievales, entre otros.
Homofonía: Confusión formal que hubiera acarreado
una falsa homonimia, ya que parecería un mismo
significante para dos significados y en realidad se
trataría de dos significantes iguales, de distinto origen.
La palabra árabe aceite vio su incorporación al castellano
favorecida porque el término latino oleum hubiera dado
ojo, al igual que oculum.
Olvido o ignorancia: Arcaísmos que han dejado de
usarse porque empobrecemos determinadas parcelas
de nuestro vocabulario: la gente de la ciudad es incapaz
de reconocer muchos objetos, plantas y animales del
campo y darles su nombre, incluso en cosas sencillas,
como los nombres de los pájaros.
Debilitación fonética: Es el caso de los términos
latinos hic, ibi, que dieron y. Se produjo homofonía con
el resultado de et (la conjunción y) y, además, eran
palabras de escaso cuerpo fonético.
Descargar

Slide 1