El Derecho de
Petición y el
Derecho de Petición
Internacional
Alberto Blanco-Uribe Quintero
El Derecho de Petición
I.
Instrumentos Internacionales.
Sistema Universal de Protección.
1.- Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948).
• Ausencia de mención expresa. Presencia tácita.
• Art. 28: “Toda persona tiene derecho a que se
establezca un orden social e internacional en el que los
derechos y libertades proclamados en esta Declaración
se hagan plenamente efectivos“.
El Derecho de Petición
2.- Pacto Internacional de los Derechos Civiles y
Políticos (1966/1976/1978).
• La ausencia de consagración explícita convoca
igual conclusión que frente a la Declaración
Universal,
aunado
ello
al
principio
de
interdependencia de los derechos humanos.
El Derecho de Petición
Sistema Interamericano de Protección.
1.- Declaración Americana de los Derechos y
Deberes del Hombre (1948).
• Art. XXIV: “Toda persona tiene derecho de
presentar peticiones respetuosas a cualquiera
autoridad competente, ya sea por motivo de
interés general, ya de interés particular, y el de
obtener pronta resolución”.
El Derecho de Petición
2.- Convención Americana sobre Derechos Humanos
(1969/1978/1977).
•
Ausencia de mención expresa. Presencia tácita.
• Principio de interdependencia.
• Reforzamiento por su
Declaración Americana.
consagración
en
la
El Derecho de Petición
II. Instrumentos Nacionales.
1.- Constitución de la República Bolivariana de Venezuela
(1999/2009).
• Art. 51: “Toda persona tiene el derecho de representar o
dirigir peticiones ante cualquier autoridad, funcionario
público o funcionaria pública sobre los asuntos que
sean de la competencia de éstos, y a obtener oportuna
y adecuada respuesta. Quienes violen este derecho
serán sancionados conforme a la ley, pudiendo ser
destituidos del cargo respectivo”.
El Derecho de Petición
2.- Decreto Nro. 6.217 del 15 de julio de 2008, con Rango, Valor y
Fuerza de Ley Orgánica de la Administración Pública (2008).
• Art. 9 – Garantía del Derecho a Petición-: “Las funcionarias y
funcionarios de la Administración Pública tienen la obligación
de recibir y atender, sin excepción, las peticiones o solicitudes
que les formulen las personas, por cualquier medio escrito,
oral, telefónico, electrónico o informático; así como de
responder oportuna y adecuadamente tales solicitudes,
independientemente del derecho que tienen las personas de
ejercer
los
recursos
administrativos
o
judiciales
correspondientes, de conformidad con la ley.
• En caso de que una funcionaria o funcionario público se
abstenga de recibir las peticiones o solicitudes de las
personas, o no de adecuada y oportuna respuesta a las
mismas, serán sancionados de conformidad con la ley”.
El Derecho de Petición
3.- Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos (1981).
•
Art. 2: “Toda persona interesada podrá, por sí o por medio de su
representante, dirigir instancias o peticiones a cualquier
organismo, entidad o autoridad administrativa. Estos deberán
resolver las instancias o peticiones que se les dirijan o bien
declarar, en su caso, los motivos que tuvieren para no hacerlo”.
•
Art. 5: “A falta de disposición expresa toda petición,
representación o solicitud de naturaleza administrativa dirigida
por los particulares a los órganos de la administración pública y
que no requiera substanciación, deberá ser resuelta dentro de
los veinte (20) días siguientes a su presentación o a la fecha
posterior en la que el interesado hubiere cumplido los requisitos
legales exigidos. La administración informará al interesado por
escrito, y dentro de los cinco (5) días siguientes a la fecha de la
presentación de la solicitud, la omisión o incumplimiento por este
de algún requisito”.
El Derecho de Petición
4.- Código Orgánico Tributario (2001).
•
Art. 153: “La Administración Tributaria está obligada a dictar
resolución a toda petición planteada por los interesados dentro
del plazo de treinta (30) días hábiles contados a partir de la
fecha de su presentación, salvo disposición de este Código o de
leyes y normas especiales en materia tributaria. Vencido el plazo
sin que se dicte resolución, los interesados podrán a su solo
arbitrio optar por conceptuar que ha habido decisión
denegatoria, en cuyo caso quedan facultados para interponer
las acciones y recursos que correspondan.
•
Parágrafo Único: El retardo, omisión, distorsión o incumplimiento
de cualquier disposición normativa por parte de los funcionarios
o empleados de la Administración Tributaria, dará lugar a la
imposición de las sanciones disciplinarias, administrativas y
penales que correspondan conforme a las leyes respectivas”.
El Derecho de Petición
III. Alcance o Contenido.
• Facultad de dirigir representaciones de toda índole
a la Administración Pública, sin que de ello, por si
solo, puedan derivarse perjuicios para el
interesado, seguido de su debida recepción,
admisión y acuse de recibo, su examen o
consideración, su adecuada resolución y la
oportuna notificación de la respuesta.
• Núcleo esencial: Ausencia de perjuicios y respuesta
adecuada y oportuna.
El Derecho de Petición
IV. Naturaleza del Derecho.
• Los Sistemas Universal e Interamericano no incluyen este
derecho dentro de aquellos que no pueden
suspenderse.
• La Constitución venezolana prohíbe restricciones al
derecho a la información, cuyo acceso se exige
mediando peticiones.
• Por tanto, naturaleza relativa en el plano internacional,
y parcialmente absoluta en el interno.
El Derecho de Petición
V. Jurisprudencia Interamericana.
1.- Opinión Consultiva OC-10/89 del 14 de julio de 1989.
•
Colombia solicitó la interpretación de la Declaración Americana de los Derechos y
Deberes del Hombre, en el marco del Artículo 64 de la Convención Americana sobre
Derechos Humanos, aceptándose el carácter obligatorio de los derechos humanos
mencionados en la Declaración, aunque no estén reconocidos en la Convención,
dentro de los cuales está el derecho de petición:
•
“43. … los Estados Miembros han entendido que la Declaración contiene y define
aquellos derechos humanos esenciales a los que la Carta se refiere, de manera que no
se puede interpretar y aplicar la Carta de la Organización en materia de derechos
humanos, sin integrar las normas pertinentes de ella con las correspondientes
disposiciones de la Declaración, como resulta de la práctica seguida por los órganos de
la OEA.
•
45. Para los Estados Miembros de la Organización, la Declaración es el texto que
determina cuáles son los derechos humanos a que se refiere la Carta. De otra parte, los
artículos 1.2.b) y 20 del Estatuto de la Comisión definen, igualmente, la competencia de
la misma respecto de los derechos humanos enunciados en la Declaración. Es decir,
para estos Estados la Declaración Americana constituye, en lo pertinente y en relación
con la Carta de la Organización, una fuente de obligaciones internacionales.
El Derecho de Petición
2.- Sentencia de 19 de septiembre de 2006, caso Claude Reyes y
otros vs. Chile, Serie C, Nro. 151.
•
La negativa del Estado de brindar la información que requerían
del Comité de Inversiones Extranjeras, en relación con el
Proyecto Río Cóndor, se dio sin que el Estado argumentara una
justificación válida. Y no se les otorgó un recurso judicial efectivo
para impugnar la violación del derecho al acceso a la
información pública.
•
La Corte condenó por violación de la libertad de pensamiento y
de expresión y del derecho a las garantías judiciales.
•
Empero, lo primero que ordenó al Estado fue responder la
petición.
El Derecho de Petición
•
Voto disidente:
•
“7. Esta conclusión, sin embargo, no implica dejar el derecho de
solicitar el acceso a una información al libre arbitrio del Estado. El
derecho de petición a la autoridad, consagrado de manera
general en los ordenamientos jurídicos de los países de la región
y ciertamente en Chile (artículo 19, No. 14 de la Constitución
Política de Chile) exige una respuesta del Estado, que debe ser,
en las palabras de la Corte Constitucional de Colombia, “clara,
pronta y sustancial”.
•
8. El derecho de petición no tendría sentido ni efecto útil si no
exigiera esto del Estado. La falta de esta respuesta al señor
Claude Reyes y otros ha constituido, en nuestra opinión, una
violación al derecho constitucional de petición y, como esta
petición era la de acceder a una información, reconocida en la
Convención Americana como parte del derecho a la libertad de
expresión, viola a ésta”.
El Derecho de Petición
Internacional
I.
Instrumentos Internacionales.
Sistema Universal de Protección.
1.- Declaración Universal de los Derechos Humanos
(1948).
• Sin previsión. Para 1948 ya era mucho que los
Estados aceptaran un control interestatal.
El Derecho de Petición
Internacional
2.- Pacto Internacional
(1966/1976/1978).
de los
Derechos
Civiles
y
Políticos
•
Aún no surge el derecho de petición internacional. Sistema de
control interestatal, en donde un Estado es denunciado por otro
Estado, ante el Comité de Derechos Humanos. Art. 41:
•
“1. …, todo Estado Parte en el presente Pacto podrá declarar en
cualquier momento que reconoce la competencia del Comité
para recibir y examinar las comunicaciones en que un Estado
Parte alegue que otro Estado Parte no cumple las obligaciones
que le impone este Pacto. Las comunicaciones hechas en virtud
del presente artículo sólo se podrán admitir y examinar si son
presentadas por un Estado Parte que haya hecho una
declaración por la cual reconozca con respecto a sí mismo la
competencia del Comité. El Comité no admitirá ninguna
comunicación relativa a un Estado Parte que no haya hecho tal
declaración…“.
El Derecho de Petición
Internacional
3.- Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de los Derechos
Civiles y Políticos (1966/1976/1978).
•
Art. 1: “Todo Estado Parte en el Pacto que llegue a ser parte en el presente
Protocolo reconoce la competencia del Comité para recibir y considerar
comunicaciones de individuos que se hallen bajo la jurisdicción de ese Estado y
que aleguen ser víctimas de una violación, por ese Estado Parte, de cualquiera de
los derechos enunciados en el Pacto. El Comité no recibirá ninguna comunicación
que concierna a un Estado Parte en el Pacto que no sea parte en el presente
Protocolo”.
•
Art. 2: “Con sujeción a lo dispuesto en el artículo 1, todo individuo que alegue una
violación de cualquiera de sus derechos enumerados en el Pacto y que haya
agotado todos los recursos internos disponibles podrá someter a la consideración
del Comité una comunicación escrita”.
•
Art. 3: “El Comité considerará inadmisible toda comunicación presentada de
acuerdo con el presente Protocolo que sea anónima o que, a su juicio, constituya
un abuso del derecho a presentar tales comunicaciones o sea incompatible con
las disposiciones del Pacto”.
El Derecho de Petición
Internacional
•
Art. 4: “1. A reserva de lo dispuesto en el artículo 3, el Comité pondrá toda comunicación que le sea
sometida en virtud del presente Protocolo en conocimiento del Estado Parte del que se afirme que se
ha violado cualquiera de las disposiciones del Pacto.
•
2. En un plazo de seis meses, ese Estado deberá presentar al Comité por escrito explicaciones o
declaraciones en las que se aclare el asunto y se señalen las medidas que eventualmente haya
adoptado al respecto”.
•
Art. 5: “1. El Comité examinará las comunicaciones recibidas de acuerdo con el presente Protocolo
tomando en cuenta toda la información escrita que le hayan facilitado el individuo y el Estado Parte
interesado.
•
2. El Comité no examinará ninguna comunicación de un individuo a menos que se haya cerciorado de
que:
•
a) El mismo asunto no ha sido sometido ya a otro procedimiento de examen o arreglo internacionales;
•
b) El individuo ha agotado todos los recursos de la jurisdicción interna. No se aplicará esta norma
cuando la tramitación de los recursos se prolongue injustificadamente.
•
3. El Comité celebrará sus sesiones a puerta cerrada cuando examine las comunicaciones previstas en
el presente Protocolo.
•
4. El Comité presentará sus observaciones al Estado Parte interesado y al individuo”.
El Derecho de Petición
Internacional
Sistema Interamericano de Protección.
1.- Declaración Americana de los Derechos y
Deberes del Hombre (1948).
• Sin previsión. Para 1948 ya era mucho que los
Estados aceptaran un control interestatal.
El Derecho de Petición
Internacional
2.- Convención Americana sobre Derechos Humanos
(1969/1978/1977).
• Art. 44: “Cualquier persona o grupo de personas, o
entidad no gubernamental legalmente reconocida
en uno o más Estados miembros de la
Organización, puede presentar a la Comisión
peticiones que contengan denuncias o quejas de
violación de esta Convención por un Estado
parte”.
El Derecho de Petición
Internacional
•
Art. 48: “1. La Comisión, al recibir una petición o comunicación en la que se
alegue la violación de cualquiera de los derechos que consagra esta
Convención, procederá en los siguientes términos:
•
a) si reconoce la admisibilidad de la petición o comunicación solicitará
informaciones al Gobierno del Estado al cual pertenezca la autoridad
señalada como responsable de la violación alegada, transcribiendo las
partes pertinentes de la petición o comunicación. Dichas informaciones
deben ser enviadas dentro de un plazo razonable, fijado por la Comisión al
considerar las circunstancias de cada caso;
•
b) recibidas las informaciones o transcurrido el plazo fijado sin que sean
recibidas, verificará si existen o subsisten los motivos de la petición o
comunicación. De no existir o subsistir, mandará archivar el expediente;
•
c) podrá también declarar la inadmisibilidad o la improcedencia de la
petición o comunicación, sobre la base de una información o prueba
sobrevinientes;
El Derecho de Petición
Internacional
•
d) si el expediente no se ha archivado y con el fin de comprobar los hechos,
la Comisión realizará, con conocimiento de las partes, un examen del asunto
planteado en la petición o comunicación. Si fuere necesario y conveniente,
la Comisión realizará una investigación para cuyo eficaz cumplimiento
solicitará, y los Estados interesados le proporcionarán, todas las facilidades
necesarias;
•
e) podrá pedir a los Estados interesados cualquier información pertinente y
recibirá, si así se le solicita, las exposiciones verbales o escritas que presenten
los interesados;
•
f) se pondrá a disposición de las partes interesadas, a fin de llegar a una
solución amistosa del asunto fundada en el respeto a los derechos humanos
reconocidos en esta Convención.
•
2. Sin embargo, en casos graves y urgentes, puede realizarse una
investigación previo consentimiento del Estado en cuyo territorio se alegue
haberse cometido la violación, tan sólo con la presentación de una petición
o comunicación que reúna todos los requisitos formales de admisibilidad”.
El Derecho de Petición
Internacional
•
Art. 49: “Si se ha llegado a una solución amistosa con arreglo a
las disposiciones del inciso 1.f. del artículo 48 la Comisión
redactará un informe que será transmitido al peticionario y a los
Estados Partes en esta Convención y comunicado después, para
su publicación, al Secretario General de la Organización de los
Estados Americanos. Este informe contendrá una breve
exposición de los hechos y de la solución lograda. Si cualquiera
de las partes en el caso lo solicitan, se les suministrará la más
amplia información posible”.
•
Art. 50: “1. De no llegarse a una solución, y dentro del plazo que
fije el Estatuto de la Comisión, ésta redactará un informe en el
que expondrá los hechos y sus conclusiones. Si el informe no
representa, en todo o en parte, la opinión unánime de los
miembros de la Comisión, cualquiera de ellos podrá agregar a
dicho informe su opinión por separado. También se agregarán al
informe las exposiciones verbales o escritas que hayan hecho los
interesados en virtud del inciso 1.e. del artículo 48.
El Derecho de Petición
Internacional
•
2. El informe será transmitido a los Estados interesados, quienes no estarán
facultados para publicarlo.
•
3. Al transmitir el informe, la Comisión puede formular las proposiciones y
recomendaciones que juzgue adecuadas”.
•
Artículo 51: “1. Si en el plazo de tres meses, a partir de la remisión a los Estados
interesados del informe de la Comisión, el asunto no ha sido solucionado o
sometido a la decisión de la Corte por la Comisión o por el Estado interesado,
aceptando su competencia, la Comisión podrá emitir, por mayoría absoluta
de votos de sus miembros, su opinión y conclusiones sobre la cuestión
sometida a su consideración.
•
2. La Comisión hará las recomendaciones pertinentes y fijará un plazo dentro
del cual el Estado debe tomar las medidas que le competan para remediar
la situación examinada.
•
3. Transcurrido el período fijado, la Comisión decidirá, por la mayoría absoluta
de votos de sus miembros, si el Estado ha tomado o no medidas adecuadas y
si publica o no su informe”.
El Derecho de Petición
Internacional
• La Corte Interamericana de Derechos Humanos no
es una institución del derecho de petición
internacional:
• Art. 61.1: “Sólo los Estados Partes y la Comisión
tienen derecho a someter un caso a la decisión de
la Corte”.
El Derecho de Petición
Internacional
II. Instrumentos Nacionales.
Constitución
(1999/2009).
de
la
República
Bolivariana
de
Venezuela
• Art. 31: “Toda persona tiene derecho, en los términos
establecidos por los tratados, pactos y convenciones sobre
derechos humanos ratificados por la República, a dirigir
peticiones o quejas ante los órganos internacionales creados
para tales fines, con el objeto de solicitar el amparo a sus
derechos humanos.
• El Estado adoptará, conforme a procedimientos establecidos
en esta Constitución y la ley, las medidas que sean necesarias
para dar cumplimiento a las decisiones emanadas de los
órganos internacionales previstos en este artículo”.
El Derecho de Petición
Internacional
III. Alcance o Contenido.
• Facultad de la persona humana o grupos de
personas humanas, de elevar una pretension de
protección de sus derechos humanos ante la
correspondiente entidad internacional, siempre
que el Estado Parte implicado como legitimado
pasivo haya reconocido la jurisdicción de tal
entidad, y que el asunto no haya sido sometido al
conocimiento de otra entidad internacional para
su resolución.
El Derecho de Petición
Internacional
• La o las personas interesadas deben haber
agotado los recursos disponibles en el derecho
interno, salvo que pueda ser demostrado, a su
carga, que no existe recurso efectivo en el derecho
interno, o bien que se carece de recursos
económicos suficientes sin que haya un sistema
sincero y accesible de defensa gratuita; o bien que
existe un temor generalizado en los abogados del
país para asumir su defensa sin riesgo de perjuicios
diversos; o bien, que los procesos internos se
prolongan injustificadamente en el tiempo de su
tramitación, agravando la situación de las víctimas.
El Derecho de Petición
Internacional
IV. Naturaleza del Derecho.
• Es, sin duda y por simple lógica, de naturaleza absoluta, por
cuanto si bien no se encuentra dentro de las listas de
derechos que no pueden ser objeto de suspensión o
restricción, según el Pacto Internacional de Derechos Civiles y
Políticos, la Convención Americana sobre Derechos Humanos
y la Constitución de la República, es lo cierto que siempre es
posible acudir a las instancias de control supranacional, con
mayor o menor dificultad práctica.
• Ningún Estado Parte está facultado para suspender o restringir
el acceso de las personas a la justicia supranacional, en
relación a la cual aceptó someterse a su jurisdicción.
El Derecho de Petición
Internacional
V. Jurisprudencia Interamericana.
1.- Opinión Consultiva OC-11/90 del 10 de agosto de 1990:
•
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos solicitó la interpretación de la Corte, en cuanto a
las excepciones al agotamiento de los recursos interno.
•
En este sentido, la Corte estableció la posibilidad de ejercer el derecho de petición internacional
directamente, es decir, sin necesidad de agotar extremos del derecho interno, bajo estrictas
condiciones:
•
“41. Al tenor del artículo 46.1.a de la Convención y de conformidad con los principios generales el
Derecho internacional, incumbe al Estado que ha planteado la excepción de no agotamiento, probar
que en su sistema interno existen recursos cuyo ejercicio no ha sido agotado (Caso Velásquez
Rodríguez, Excepciones Preliminares, supra 39, párr. 88; Caso Fairén Garbi y Solís Corrales, Excepciones
Preliminares, supra 39, párr. 87 y Caso Godínez Cruz, Excepciones Preliminares, supra 39, párr. 90). Una
vez que un Estado Parte ha probado la disponibilidad de recursos internos para el ejercicio de un
derecho protegido por la Convención, la carga de la prueba se traslada al reclamante que deberá,
entonces, demostrar que las excepciones contempladas en el artículo 46.2 son aplicables, bien sea
que se trate de indigencia o de un temor generalizado de los abogados para aceptar el caso o de
cualquier otra circunstancia que pudiere ser aplicable. Naturalmente, también debe demostrarse que
los derechos involucrados están protegidos por la Convención y que para obtener su protección o
garantía es necesaria una asistencia legal”.
El Derecho de Petición
Internacional
2.- Sentencia de 1 de julio de 2011, caso Chocrón Chocrón vs. Venezuela, Serie
C, Nro. 227.
•
“21. Aunque la supervisión de la Corte Interamericana tiene un carácter subsidiario,
coadyuvante y complementario, la propia Convención dispone que la regla de agotamiento
de los recursos internos debe interpretarse conforme a los principios del Derecho Internacional
generalmente reconocidos, entre los cuales se encuentra aquél que consagra que el uso de
esta regla es una defensa disponible para el Estado y por tanto deberá verificarse el momento
procesal en el que la excepción ha sido planteada. De no presentarse en el trámite de
admisibilidad ante la Comisión, el Estado ha perdido la posibilidad de hacer uso de ese medio
de defensa ante este Tribunal. Tal como se señaló en el citado caso Reverón Trujillo, lo anterior
ha sido reconocido no sólo por esta Corte sino por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.
•
22. En consecuencia, la Corte reitera que la interpretación que ha dado al artículo 46.1.a de la
Convención por más de 20 años está en conformidad con el Derecho Internacional.
•
23. Asimismo, el Tribunal reitera que conforme a su jurisprudencia y a la jurisprudencia
internacional no es tarea de la Corte ni de la Comisión identificar ex officio cuáles son los
recursos internos a agotar, sino que corresponde al Estado el señalamiento oportuno de los
recursos internos que deben agotarse y de su efectividad. En el presente caso, el Estado debía
precisar claramente ante la Comisión, durante la etapa de admisibilidad del presente caso, sus
alegatos respecto a los recursos que, en su criterio, aún no se habían agotado. Al respecto, el
Tribunal reitera que no compete a los órganos internacionales subsanar la falta de precisión de
los alegatos del Estado …”.
Descargar

El Derecho de Petición y el Derecho de Petición