Advertencia:
La presentación que van a ver seguidamente fue recibida
libremente por correo electrónico, en idioma inglés y sin
restricciones en su acceso o distribución. Esto posibilitó
traducir los textos al español sin modificación alguna, a fin de
que su difusión en nuestro medio sea masiva y sin fines
comerciales. Tiene audio. Haga “clikc” para comenzar.
All photographs © Javier Trueba/Madrid Scientific Films
http://pruned.blogspot.com/2007/03/giant-crystal-caves-of-naica.html
Los más grandes cristales naturales de la Tierra fueron descubiertos en dos cavernas
en la mina de plata y zinc, de Naica, Chihuahua, México. Llegan a alcanzar 15 metros
o más de largo, 1,20 m de diámetro y 55 toneladas de peso. Los traslúcidos cristales
facetados están compuestos de selenita, una de las formas cristalinas del yeso.
En Chihuaha, México, se encuentra en
explotación la mina subterránea de plomo y
zinc Naica, reconocida por sus extraordinarios cristales.
En grandes huecos o cavernas subterráneas
naturales se han encontrado cristales
individuales de selenita (yeso) de hasta 1,20
metros de diámetro, 15 metros de largo y
unas 55 toneladas de peso.
La cámara que alberga estos cristales es
llamada “La Caverna de los Cristales
Gigantes” y está a unos 300 metros de
profundidad dentro de las calizas que forman
la roca de caja de la mina.
Los cristales fueron formados a partir de
fluidos hidrotermales que emanaron de
cámaras magmáticas profundas. La caverna
fue descubierta cuando los mineros estaban
perforando a través de la “falla Naica”
preocupados porque pudiera inundar la mina.
La Caverna de las Espadas es otra cámara
contigua que también contiene cristales
similares..
En Abril de 2000, mientras perforaban un nuevo túnel a unos 300 metros por debajo de la mina, los
hermanos Floy y Javier Delgado encontraron lo que los expertos califican como los cristales más
grandes del mundo. Floy (40 años) trepó por una pequeña apertura y penetró en una caverna de
unos 9 x 18 metros tapizada por inmensos cristales. “Fue hermoso, como luz reflejada en un
espejo roto”, dijo.
“La vista fué hermosa. Los traslúcidos cristales estaban desparramados unos sobre otros, como
rayos de luna que súbitamente habían adquirido peso y sustancia”. Un mes mas tarde otro
conjunto de mineros de Naica econtraron una caverna aún más grande adyacente a la primera.
Al principio, al fotógrafo profesional especializado en dificultades ambientales, le fue casi imposible
obtener fotos claras, aún usando todos los trucos y técnicas que conocía. Eso se debía a las
extremas condiciones ambientales de las cavernas. Los cristales eran probablemente estables a la
temperatura en ella, por encima de los 65ºC (150 ºF), y 100% de humedad. En otras palabras, esas
estructuras estaban envueltas en vapor.
En ese ambiente un ser humano puede sobrevivir por seis o diez minutos antes de perder el
conocimiento y que severas pérdidas de las funciones mentales ocurran.
“Caminar en estas cavernas es como hacerlo dentro de una geoda gigante”, decía Richard
D. Fisher, un consultor americano contratado por la empresa minera Peñoles para
desarrollar el descubrimiento como una atracción turística.
La más pequeña de las dos cavernas, estaba a unos 37 ºC (100 ºF), en tanto que la mas
grande estaba a unos 70 ºC (150 ºF). Ambas se encuentran a unos 370 metros desde la
superficie.
Los más grandes cristales que se conocían previamente fueron encontrados en la cercana
Caverna de las Espadas, que son parte del mismo sistema. Algunos de ellos están ahora en
exhibición en el Smithsonian. Fisher comentaba que el gobierno local y los dueños de la mina
tienen la esperanza de que nada del nuevo descubrimiento pase a formar parte de museos o
coleccionistas privados.
Actualmente la empresa está limitando el acceso solo a los científicos expertos. Pero desde
que fueron descubiertas, en dos oportunidades los cazadores de minerales han forzado los
cierres y penetrado en las cavernas, produciendo destrozos. Un de ellos murió cuando
intentaba remover un cristal gigante que pendía del techo.
“Nosotros necesitamos más protección directa en las cavernas”, dijo el geóloga Carol A. Hill,
co-autora del libro “Cave Minerals of the World”. Ella dice que este nuevo descubrimiento
“son, por mucho, los más grandes cristales de selenita que yo he escuchado hablar”.
Hill aplaude el plan de turismo. “Probablemente sin él la empresa minera podría destruir
las cavernas. Los museos tienen cristales suficientes; es importante preservar el
descubrimiento tal cual como fue hecho”, dijo.
“La minera planea habilitar aire acondicionado en las cavernas antes de la apertura al
público, cosa que ocurriría hacia el año próximo”, dijo Fisher. Agregó que reducir el calor
gradualmente no dañaría los cristales.
Los responsables de la Peñoles Company, dueña de la mina, mantuvieron el secreto de los
descubrimientos temerosos de actos de vandalismo. Sin embargo ninguna persona puede
aventurarse “por casualidad” en las cavernas que tienen temperaturas por sobre los 75 ºC y
100% de humedad. En solo seis o diez minutos perderían el conocimiento.
Las montañas donde se encuentra Naica tienen 200 millones de años de antigüedad y son
calizas masivas que albergan una red de cavernas entrecruzadas por aguas termales
provenientes de las profundidades. Cuando esas aguas, en las cercanías de la superficie
alcanzan temperaturas relativamente frías, depositan la mayor parte de su contenido salino lo
mismo que el zinc y la plata.
El agua subterránea de estas cavernas, ricas en sulfuros de los depósitos de metales adyacentes,
comienzan a disolver las rocas de calizas de las paredes liberando grandes cantidades de calcio
que, a su turno, se combina con los sulfuros para formar cristales de selenita en una escala que
nunca ha sido vista anteriormente por los seres humanos.
Adicionalmente a los cristales gigantes de selenita descriptos anteriormente, las cavernas
contienen camadas de capas superpuestas de hasta un metro de alto, en las que el entramado
de los cristales es conocido con el nombre de “dientes de tiburón”, formando juegos angulares
increíbles. Esta forma del mineral de yeso, selenita, fué llamado así por Selene, la diosa griega
de la luna.
Cuando los minerales de plata y zinc de Naica se agoten, la mina será cerrada, y en
consecuencia el bombeo de agua no estará más disponible. Entonces las cavernas
quedarán inundadas y los cristales comenzarán a crecer nuevamente. Ahora es posible
acceder a las cavernas gracias a las operaciones de bombeo continuas, que son
necesarias para mantener secas las labores subterráneas de la mina.
Picture with flash only
Flash with backlighting
La ciudad de Chihuahua es la capital del estado mexicano del mismo nombre. Tiene
una población de unos 748.551 habitantes. La actividad predominante es la industria
liviana. La mina Naica está situada a unos 100 Kms al N.E de la ciudad.
Una vista de Chihuahua, Mexico,
Recopilado para www.todopositivo.com
http://www.todopositivo.com/pps/CavernaDeCristales.php
Cristales Gigantes de Naica
Un bosque de los más grandes cristales del planeta.
Un mundo irreal, más allá de la imaginación. Más allá de los
sueños.
Cavernas con temperaturas de 75 ºC y 100% de humedad, un
lugar infernal, donde el hombre solo puede sobrevivir pocos
minutos. Aún están mayormente inexploradas.
END
Click to exit
Descargar

Advertencia: La presentación que van a ver