Tenis, el deporte de la
serenidad y el respeto.
¿Sabía que en el silencio y la concentración de un partido de
tenis algunos pueden leer el pensamiento de los espectadores?
He aquí una lectura de pensamientos de Madame Sauteé,
vidente y adivinadora.
Este cretino cree
que no me doy
cuenta de cómo la
mira.
Yo antes estaba
igual que esa.
Menuda
calientapollas.
Me la follaba
sólo con la
cadenita y los
zapatos...
Menos mal que llevo
gafas de sol y mi
mujer no se percata
de que me la follo
con los ojos.
Este putón se
debe gastar el
sueldo entero
en gimnasios.
¡Andá, que yo
tampoco me puse
bragas hoy y
seguro que me han
visto el chichi al
bajar, como a ella!
Jo, tía, desde que he entrado,
la gente no ha parado de
mirarme. ¿Pero qué les pasa?
Descargar

No Slide Title