Por favor no utilices el ratón
Parábolas:
- La oveja perdida y
- La moneda perdida
Un pecador es un hombre perdido
al que Dios busca apasionadamente.
Un pecador es un hombre perdido
al que Dios busca apasionadamente.
Y cuando lo encuentra,
su alegría es incontenible
Vamos a ver cómo Jesús, con diferentes parábolas,
trataba de ayudar a la gente a que vieran esto…
La primera sobre un pastor
Un pastor, que buscó la oveja perdida hasta encontrarla.
La segunda…
Una mujer que barrió toda la casa
hasta dar con una moneda que había perdido.
La primera parábola es muy curiosa,
porque comienza con una pregunta.
Les dice:
Imaginaos que sois un pastor, tenéis cien ovejas, se
os pierde una, ¿dejaríais las noventa y nueve en el desierto?
Jesús da por supuesto que sí y dice:
¿No dejaríais las noventa y nueve en el desierto
para buscar la que se os perdió hasta encontrarla?
La gente diría:
¡bueno, bueno!
Una oveja vale mucho… pero,
las noventa y nueve valen más.
Vamos a ser serios…
¿Es que una oveja perdida,
vale más que las noventa y nueve?
Estos son nuestros cálculos.
“No los de Dios”
Según Jesús
El pastor no se entretiene,
en cálculos de este género.
El pastor se deja
llevar por su corazón
hasta encontrarla
La gente no se lo podía creer.
¿Este pastor insensato
puede ser metáfora de Dios?
¿Será verdad lo
que decía JESÚS ?
¿Será que Dios a esa gente a la que yo veo como pecadora,
como perdida, sin salida, será que Dios las anda buscando?
¿Será verdad lo
que decía JESÚS ?
¿Será que Dios a esa gente a la que yo veo como pecadora,
como perdida, sin salida, será que Dios las anda buscando?
¿Será verdad lo
Será, que no quiere
dar a nadie
por
que decía
JESÚS
?
perdido.
Pues así es Dios
Concluía Jesús.
Como esa pobre mujer barriendo la
casa, buscando la moneda hasta
que la encuentra.
Cuando la encuentra
convoca a las amigas a las vecinas, y les dice:
Alegraos conmigo
porque he hallado
la dracma que
había perdido.
¿Será verdad que esos
pecadores, prostitutas,
desviados..., con los
que Jesús parece que
pierde el tiempo, gente
de tan poco valor para
los
grandes
líderes
religiosos de Israel…
¿Será verdad que esos
pecadores, prostitutas,
desviados..., con los
que Jesús parece que
pierde el tiempo, gente
de tan poco valor para
los
grandes
líderes
religiosos de Israel…
Será verdad, que
para Dios son tan
queridos?
¿Será Dios así?
Textos: J.A. Pagola
http://www.granosdemaiz.com
Descargar

Diapositiva 1