♫ Enciende los parlantes
HAZ CLIC PARA AVANZAR
Un
petirrojo
nos
enseña
una
lección
¿Porque preocuparnos?... estamos en las manos de Dios.
Visita: www.RenuevoDePlenitud.com
Con frecuencia nos preocupa el día de mañana y las
obligaciones, cargas y exigencias que pueda traer consigo.
Lutero escribe en su
autobiografía:
«Hay un predicador al que amo más que a
ningún otro en este mundo. Me refiero a mi
pequeño petirrojo domesticado.
Pongo migajas de pan en la ventana, sobre
todo de noche. Cuando tiene hambre, se posa
en el alféizar y come hasta quedar satisfecho.
Luego, se posa en un arbolito cercano, entona
un canto de gratitud a Dios, mete la cabeza
bajo el ala, y al poco rato se queda dormido.
No se preocupa por el mañana.
Es el mejor predicador que he visto en la vida.»
Visita: www.RenuevoDePlenitud.com
En un hospital psiquiátrico había un
hombre internado cuya principal
manía era el temor de no volver a comer.
En cuanto terminaba una comida,
empezaba a preocuparse por la
siguiente.
Con esta preocupación malgastaba
la mayor parte del tiempo y de
sus energías.
Es de notar que ese
hombre
había perdido el
juicio y estaba en
un manicomio.
¡NOSOTROS NO!
Visita: www.RenuevoDePlenitud.com
Dijo el
petirrojo al
gorrión:
“Al ver cómo se estresan los humanos
me gustaría saber la razón
de que se apresuren y preocupen tanto.”
Respondió el gorrión al petirrojo:
“Amigo, será que no tienen, en mi opinión,
un Padre Celestial, como nosotros,
que se ocupe de su manutención.”
—Elizabeth Cheney
Visita: www.RenuevoDePlenitud.com
¿No se venden cinco
pajarillos por dos cuartos?
En las palabras
del Maestro:
Con todo, ni uno de ellos
está olvidado delante de
Dios, pues aun los cabellos
de vuestra cabeza están
todos contados.
No temáis, pues; más
valéis vosotros que
muchos pajarillos.
Por tanto os digo: No os
angustiéis por vuestra
vida, qué comeréis; ni por
el cuerpo, qué vestiréis.
Visita: www.RenuevoDePlenitud.com
La vida es más que la comida,
y el cuerpo más que el vestido.
Considerad los cuervos,
que ni siembran ni siegan;
que ni tienen despensa ni
granero, y Dios los alimenta.
¿No valéis vosotros mucho
más que las aves?
¿Y quién de vosotros podrá,
con angustiarse, añadir a
su estatura un codo?
Pues si no podéis ni aun
lo que es menos…
…¿por qué os angustiáis por lo demás?
Visita: www.RenuevoDePlenitud.com
Considerad los lirios,
cómo crecen: no
trabajan ni hilan, pero
os digo que ni aun
Salomón con toda su
gloria se vistió como
uno de ellos.
Y si así viste Dios la
hierba que hoy está en
el campo y mañana es
echada al horno,
¿cuánto más a
vosotros, hombres de
poca fe?
Visita: www.RenuevoDePlenitud.com
Buscad, más bien, el Reino de Dios,
y todas estas cosas os serán añadidas.
No temáis, manada
pequeña, porque a
vuestro Padre le ha
placido daros el Reino.
Vended lo que poseéis y dad limosna;
haceos bolsas que no se envejezcan,
tesoro en los Cielos que no se agote,
donde ladrón no llega ni polilla destruye.
Porque donde está vuestro tesoro,
allí estará también vuestro corazón.
--Jesús
(Lucas 12:6-7, 22-28, 31-34, versión Reina Valera 1995)
Visita: www.RenuevoDePlenitud.com
No me orienta año a año,
ni siquiera día a día,
sino que paso a paso,
El Señor es mi guía.
El mañana desconozco,
de este instante solo sé
que El dirá: “He aquí el camino,
por fe andad por él.”
Y yo me alegro que así sea,
pues me basta el presente;
Su gracia para el mañana
será más que suficiente.
¿Por qué he de preocuparme?
si Dios, que a Su Hijo entregó,
guarda todos mis momentos,
y uno a uno los vivo yo.
«Por nada estéis afanosos,
sino sean conocidas
vuestras peticiones
delante de Dios en toda
oración y ruego, con
acción de gracias.
Y la paz de Dios, que
sobrepasa todo
entendimiento, guardara
vuestros corazones y
vuestros pensamientos en
Cristo Jesús.»
Filipenses 4:6-7
--Barbara C. Ryberg
Para más presentaciones visita:
www.tommyswindow.com
Visita: www.RenuevoDePlenitud.com
Descargar

A Lesson from a Robin