Palabra
de
vida
Diciembre 2009
«Brille de tal modo
vuestra luz delante de
los hombres, que vean
vuestras buenas obras,
y glorifiquen
a vuestro Padre
que está
en los cielos».
(Mt 5, 16)
[...] La luz se manifiesta en las «buenas obras».Ella
resplandece a través de las buenas obras que realizan los cristianos.
Me dirás:
pero no sólo los cristianos
hacen «buenas obras». Otros
contribuyen al progreso,
construyen casas,
promueven la justicia...
Tienes razón. Sin duda, el cristiano hace y debe hacer todo esto,
pero no es únicamente ésta su función específica.
Él debe realizar las buenas obras con un espíritu nuevo,
con ese espíritu que hace que no sea ya él quien vive en sí mismo,
sino Cristo en él.
De hecho, el Evangelista
no piensa sólo
en actos de caridad aislados
(como visitar a los presos,
vestir a los desnudos, o
como todas las obras
de misericordia
según
las necesidades de hoy);
sino que piensa
en la adhesión total
de la vida del cristiano
a la voluntad de Dios
para hacer de su vida
una buena obra.
Si el cristiano actúa así, es «transparente», y la alabanza
que recibirá por lo que hace, no le llegará a él sino a Cristo en él, y
Dios estará presente en el mundo a través de él. Por lo tanto,
la misión del cristiano es dejar entrever esa luz que vive en él,
ser «signo» de esta presencia de Dios entre los hombres.
«Brille de tal modo
vuestra luz delante de
los hombres, que vean
vuestras buenas obras,
y glorifiquen
a vuestro Padre
que está
en los cielos».
(Mt 5, 16)
Si la obra buena de cada creyente tiene esa característica,
también la comunidad cristiana en medio del mundo debe tener la misma
función específica : revelar a través de su vida, la presencia de Dios
que se manifiesta allí donde dos o tres están unidos en Su nombre,
una presencia prometida a la Iglesia hasta el final de los tiempos.
La Iglesia primitiva
daba gran importancia
a estas palabras de Jesús.
Sobre todo
en los momentos difíciles,
cuando los cristianos
eran calumniados,
les exhortaba a que no
reaccionaran con violencia.
Su comportamiento
debía ser
la mejor respuesta
a la acusación
que se les hacía.
En la carta a Tito se lee:
«Exhorta a los jóvenes para que sean sensatos en todo.
Muéstrate como ejemplo de buenas obras: pureza de doctrina,
dignidad, palabra sana, intachable, para que el adversario se
avergüence no teniendo nada malo que decir de nosotros».(2)
«Brille de tal modo
vuestra luz delante de
los hombres, que vean
vuestras buenas obras,
y glorifiquen
a vuestro Padre
que está
en los cielos».
(Mt 5, 16)
Vivir realmente
como cristianos, es
también hoy luz para llevar
a los hombres a Dios.
Te cuento un hecho.
Antonietta es de Cerdeña,
pero por motivos de trabajo se ha trasladado
a Grenoble (Francia).
Trabaja
en una oficina
en la que muchos
no tienen ganas
de trabajar.
Como es cristiana
y ve en cada uno
a Jesús
a quien servir,
ayuda a todos
y está siempre
tranquila
y sonriente.
Con frecuencia alguien se enoja, levanta
la voz y se desahoga con ella burlándose:
«Ya que tienes tantas ganas
de trabajar, toma. ¡Escribe a máquina
también mi trabajo!».
Ella se calla
y trabaja duro.
Sabe
que no son malos.
Seguramente
cada uno tiene
sus cruces.
Un día en que los demás están ausentes, el jefe de la oficina se dirige
a ella y le dice: «¿Ahora me debe explicar cómo hace para no perder
nunca la paciencia y para sonreír siempre?». Ella se evade diciendo:
«Trato de conservar la calma, de tomar las cosas por el lado bueno».
El jefe da un golpe en la mesa y
exclama: «¡No, seguro que aquí está
Dios de por medio! Porque si no,
es imposible. ¡Y pensar que yo
no creía en Dios!»
Algunos días
más tarde
llaman a
Antonietta
a la dirección,
donde le dicen
que la trasladan
a otra oficina
«para que
-continúa
el directorla transforme
igual que
ha hecho
con ésta».
«Brille de tal modo
vuestra luz delante de
los hombres, que vean
vuestras buenas obras,
y glorifiquen
a vuestro Padre
que está
en los cielos».
(Mt 5, 16)
“Palabra di vida”, publicación mensual del Movimiento de los Focolares.
Texto de Chiara Lubich, agosto 1979.
Gráfica de Anna Lollo en colaboración con don Placido D’Omina (Sicilia - Italia).
Este comentario se traduce a 96 idiomas y llega a varios millones de personas
en todo el mundo por prensa, radio, televisión e internet.
Más información en www.focolare.org
El PPS se traduce en varios idiomas y se publica en www.santuariosancalogero.org
Descargar

Così risplenda la vostra luce davanti agli uomini,