La juventud cristiana
participa de la mesa
del Señor
Juan 8:36;
Romanos 6:18
VERDAD BIBLICA
La Biblia nos enseña
que ya somos libres en
Aquel que tomó nuestro
lugar en la cruz del
Calvario, por lo tanto,
libres para participar de
la comunión de la Mesa
del Señor.
VERDAD BIBLICA APLICADA
La Fraternidad Juvenil acepta y
goza de la libertad con que el
Señor Jesucristo la hizo libre y
vive con deseo y capacidad
renovada, compromiso y
responsabilidad para guardar
y poner por obra los
mandamientos del Señor.
John Witherspoon, uno de los hombres que firmaron la
Declaración de Independencia de los Estados Unidos, en
1776, cuando las colonias se preparaban para la guerra,
dio un sermón famoso, titulado “El dominio de la
providencia” insistiendo en que la causa de la libertad era
justa y tenia la bendición de Dios, dijo que aunque la
independencia era importante, el estado eterno de las
almas lo es mucho más. “No puede haber verdadera
religión hasta tanto se descubra que estamos perdidos por
naturaleza y también por nuestras prácticas pecaminosas,
y aceptemos sin reparos a Cristo Jesús, como lo ofrece el
evangelio. Desventurados son los que desprecian su
misericordia o se avergüenzan de su cruz. Créanme, en
ningún otro hay salvación”. Esto lo dijo un siervo de Dios
en 1776, y es vigente en este siglo XXI, pero nuestro Dios
ya lo había escrito en su Palabra.
I. La Fraternidad Juvenil es verdaderamente
libre en el Señor Jesucristo (Juan 8:32-36)
El Señor Jesucristo es el que libera a
la juventud de toda acechanza del
enemigo, pero es necesario que
ejerza su libre albedrío, su libre
voluntad de buscarlo, de someterse a
Él y de resistir al diablo. El Señor
Jesucristo te otorga la responsabilidad
de elección y decisión. Eres el único
responsable de tus propias acciones,
la forma en que te conduces en tu
vida diaria te da un derecho
inalienable delante de Dios.
II. La conducta de la juventud es en la libertad de Cristo
(Gálatas 5:1; 1ª Pedro 2:16).
La obediencia a nuestro Señor Jesucristo te hace
libre. El fruto de la libertad es el servicio en amor
los unos a los otros, nunca debes permitir que la
libertad que ya tienes se convierta en ocasión de
caer en pecado ni de ser altivo, egoísta ni
egocéntrico. Debes ser vigilante, en todo lo que
haces, en tus pensamientos, en tus sentimiento y
en tus actitudes, en tus hechos, en tus palabras,
y cada día afirmar tu camino con Cristo con
sinceridad y sencillez de corazón al andar en el
Espíritu, sometido a su poder y dominio, solo así
no se satisfacen los deseos de la carne ni se
hace lo que se quisiera. Es entonces que
caminas por de acuerdo a la voluntad de Dios.
III. Con corazón sincero, la juventud participa de la
Mesa del Señor (1ª Corintios 11:28-29).
El Señor Jesucristo nos ha librado del pecado, por medio de su
muerte en la cruz del Calvario y de su resurrección. Es por
eso que la Fraternidad Juvenil acepta el mandato del Señor
de participar en la Mesa del Señor frecuentemente, con
humildad y santidad. La juventud cristiana está segura que
el sacrificio vivario del Señor Jesús le ha dado esta
bendición.
Conclusión:
Fraternidad Juvenil, la libertad en
Cristo te hace renunciar a todo
pecado, abandonar toda actividad y
amistad del mundo. Tu libertad es el
resultado de tu elección y decisión.
Recuerda que la verdadera libertad
es la que el Señor Jesús te dice en
su
Palabra:
“Si
vosotros
permaneciereis en mi palabra,
seréis
verdaderamente
mis
discípulos; y conoceréis la verdad, y
la verdad os hará libres…Si el Hijo
os libertare, seréis verdaderamente
libres”
Invitación:
Joven, Intermedio, Secundario;
toma la libertad con que Cristo
nos hizo libres y acércate a Él
con un corazón contrito y
humillado y pídele que te deje
participar de su Mesa, si aun no
estas preparado pídele perdón,
tú y solamente tú tienes la
decisión de dejar todo lo malo
de este mundo y someterte a la
eterna voluntad de nuestro Dios.
Descargar

Diapositiva 1 - Juventud levantando bandera