CÓDICES DEL ANÁHUAC
Códice Borgia, cultura mixteca
La palabra códice
viene del término en
latín codex, que
significa "libro
manuscrito", y se utiliza
para denominar los
documentos pictóricos
o de imágenes que
fueron realizados por
los Viejos Abuelos del
Anáhuac.
Códice Borgia, cultura mixteca
Los códices no eran
“libros” para leerse. La
Civilización del Anáhuac
se sustentaba en la
trasmisión del
conocimiento a través de
la palabra, de generación
en generación.
De modo que los códices
con propiedad, eran
instrumentos
nemotécnicos que
permitían recordar
historias aprendidas
oralmente con
anterioridad.
Códice Dresden, cultura maya
Códice Dresden, cultura maya
Los códices fueron hechos en general de papel amate y piel de venado. En pequeños
rectángulos que se unían de tal manera que podían ser muy fácilmente manipulables para su
consulta y su archivo. Existían bibliotecas en las que se guardaban celosamente estos tesoros
de sabiduría que se mantenía por lo menos a lo largo de tres mil años. Sin embargo, en el
periodo mexica, casi cien años antes de la invasión europea, Tlacaélel, el Cihuacoátl que creó la
ideología místico-guerrera de los aztecas, mandó destruir todos los códices antiguos y creó una
nueva versión de la milenaria historia del Anáhuac, en dónde los mexicas eran el pueblo
elegido. Posteriormente los españoles destruyeron los códices que encontraron.
Sin embargo, Tlacaélel
mandó que se
escondieran los códices
más importantes y
antiguos del Anáhuac.
Estos documentos siguen
esperando el momento
luminoso de su
rencuentro con los hijos
de los hijos de los Viejos
Abuelos.
Los códices trasmiten
fundamentalmente el
legado filosófico que se
conoce como La
Toltecáyotl o la sabiduría
de los toltecas.
Códice -Mayer Cultura mixteca
Después de la conquista y gracias a que los anahuacas tenían 3 mil años de vivir en
sociedades escolarizadas, los Viejos Abuelos siguieron durante parte del siglo XVI haciendo
códices, en los que se aprecia la influencia de la cultura occidental, tanto en el diseño como
en la introducción de textos en latín y castellano.
Códice Telleriano-Remensis, cultura náhuatl
De los pocos códices que han sobrevivido a la destrucción, son los códices que los pueblos
indígenas hicieron después de la invasión y han guardado celosamente. En ellos se delimitan
los territorios de sus “señoríos” y que por haberse aliado a los españoles, la corona les
reconocíó “la propiedad legal” de su ancestral tierra.
Los códices llamados “matrícula
de tributos” fueron los que los
españoles no destruyeron, pues en
ellos se estibulaba los tributos que
tenían que hacer los pueblos
sojuzgados por un señorío.
Estos códices fueron el medio con
el cual los españoles empezaron a
exigir los tributos a los pueblos
invadidos-vencidos.
Debe recordarse que la creación
de los señoríos, los linajes de
gobierno vía líneas de parentesco,
las guerras, la imposición de
tributos y los sacrificios humanos,
se dieron en el Anáhuac en el
tercer periodo conocido como
Postclásico o de la decadencia
(850-1521 d.C) y que fueron los
mexicas los que le dieron el mayor
vigor, pocos años antes de la
llegada de los españoles.
Códice Mendoza, Cultura mixteca
Mural del Palacio Nacional, DF. Diego Rivera
Los tlacuilos eran los hombres que pintaban los códices y todas las construcciones del bien común
estaban decoradas de la misma manera que los códices, de modo que ahí es donde nace, hace miles de
años, la gran raíz de la escuela del muralismo mexicano, famosa en el mundo entero.
Este es un material didáctico,
diseñado para educar a los hijos de
los hijos de los Viejos Abuelos,
acrecentar su autoestima y recuperar
su memoria histórica. Queda prohibida
su venta o comercialización.
Su distribución debe ser gratuita.
Mayor información sobre la sabiduría,
historia y cultura del México antiguo
en
www.toltecayotl.org.mx
Hecho en Oaxaca, México.
Primavera de 2007
Muchas gracias por re-enviar este
mensaje a todos tus amigos.
Música de
Jorge Reyes.
Mural del Palacio de Gobierno de Oaxaca, García Bustos.
Descargar

Diapositiva 1 - Artes Mexico