La Presencia eucarística
En la Palabra
En los Dones
En la Comunidad
En el Sagrario
Eucaristía y Comunidad (CC, 41)
La Eucaristía,
"Sacramento de amor,
signo de unidad,
vínculo de caridad",
es fuente de alegría
y centro de nuestra comunidad.
Comunidad de fe (CC, 41)
 Nuestra comunidad
se construye en torno al Señor,
cuya presencia realiza la unión de las Hermanas.
Comunidad de fe (CC, 41)
La escucha de la Palabra,
la oración
la participación en la Sagrada Liturgia,
principalmente en la Eucaristía
fortalecen nuestra fe
y nos capacitan para ser fraternidad
Comunidad de oración: n.55
 Nuestra comunidad de
oración
 tiene su cumbre en la
Eucaristía
 que perpetúa
 y actualiza en la
Iglesia el memorial
de la muerte y
resurrección de
Jesús.
Comunidad de oración: n.55
 Participamos cada día en la Misa
ofreciéndonos con Cristo
al Padre
 en alabanza,
 adoración,
 petición
 y acción de gracias.
En Laudes y Vísperas
prolongamos la acción de
gracias de la Eucaristía (CC,
58)
Comunidad eucarística: n.55
Profundizamos en la Palabra,
renovamos la alianza con Dios y los hermanos
Fortalecidas con el Cuerpo del Señor,
nos ponemos en disposición de construir la
comunidad de fe, vida y misión.
El encuentro personal y fuerte con JesúsEucaristía: n.55
nos impulsa
a vivir con intensidad nuestra consagración,
nos abre
a las necesidades de los hombres,
nos compromete
a ser hacedoras de paz y unión
y nos lleva
a un amor de comunión con las Hermanas.
El Sagrario: n.55
 Ocupa un lugar
preferente en nuestras
comunidades.
 Manifestamos nuestra fe
en la presencia real de
Cristo
por la adoración personal
Por la adoración
comunitaria.
Reglas, n. 55
 La Eucaristía
nos compromete a
 amar como Cristo nos amó
 asociarnos a su sacrificio redentor.
 Cada Eucaristía
construye la comunidad,
es compromiso de comunión y ayuda al hermano.
 Antes de acercarte al sacramento
convierte tu corazón al perdón y al amor,
recibe con fe la Palabra y el Cuerpo del Señor.
Vívela en plenitud y prolonga la acción de gracias con tu vida.
“Dios, que habló en otro tiempo, habla sin
intermisión con la esposa de su amado
Hijo.
El Espíritu Santo, por quien la voz del
evangelio resuena viva en la Iglesia, y por
ella en el mundo, va induciendo a los
creyentes en la verdad, entra y hace que la
palabra de Cristo habite en ellos
abundantemente” (Dei Verbum, 8)
La Palabra de Dios
Dios Padre nos ha hablado de muchas maneras
Últimamente se nos ha revelado en el Hijo
En el ámbito de la Iglesia
La Iglesia tiene por santos
Los libros del AT
Los libros del NT
Bajo la inspiración del Espíritu Santo tienen a Dios
por autor
Palabra de Dios en la Eucaristía
Yo creo que el Evangelio es
el cuerpo de Cristo …. Y
aunque las palabras “quien
comiere mi carne y bebiere
mi sangre” pueden
entenderse también del
misterio de la eucaristía,
con todo, las Escrituras, la
doctrina divina, son
verdaderamente el cuerpo y
la sangre de Cristo”
(San Jerónimo)
Palabra de Dios en la Eucaristía
“Vosotros que tenéis la
costumbre de asistir a los
divinos misterios, sabéis que
es necesario cuidar y
respetar el Cuerpo que
recibís para no perder de él
ni una partícula, para que
nada consagrado caiga al
suelo… ¿Pensáis acaso que
sea un delito menor tratar
con negligencia la Palabra
de Dios que es su cuerpo?
(Gregorio Margno)
Palabra de Dios en la Eucaristía
“Para los Padres de la Iglesia la Biblia
es Cristo. Cada una de las palabras
conduce hacia el que las ha
pronunciado y nos pone en su
presencia.
Se consume “eucarísticamente” la
palabra misteriosamente partida con
miras a la comunión con Cristo.
Al leer la Escritura no se leen textos,
sino al Cristo vivo. Cristo nos habla.
Consumimos la palabra como pan y vino
eucarísticos” (Pavel Evdokimov)
Palabra de Dios en la Eucaristía
“La Eucaristía no es
solamente la “mesa del
pan y del vino”. Es la
mesa de la Palabra.
También de esta Mesa
hay que comulgar
Palabra de Dios en la Eucaristía
“Las dos partes de que
consta la Misa, la liturgia
de la Palabra y la
Eucaristía, están tan
íntimamente unidas que
constituyen un solo acto de
culto.(Sacrosanctum
Concilium, 56)
Consecuencias prácticas
 La predicación: se alimente de la Sagrada Escritura y se rija por
ella (DV, 23)
 Ministros que repartan el pan de la Palabra (DV, 24)
 Que los ministros de la Palabra se sumerjan en ella, para no ser
“predicador vacío y supérfluo de la palabra de Dios que no
escucha en su corazón (DV,25)
 Exhortación a los religiosos: lectura frecuente de las divinas
Escrituras; desconocerlas es desconocer a Cristo (DV, 25)
 “A él hablamos cuando oramos; a Él oímos cuando leemos las
palabras divinas” (DV, 25)
“Esta Presencia se llama
real, no por exclusión,
como si las otras no
fueran reales, sino por
antonomasia, porque es
sustancial, ya que por ella
ciertamente se hace
presente Cristo, Dios y
hombre, entero e íntegro”
(Pablo VI, Mysterium
Fidei, n. 39)
La presencia en los Dones Eucarísticos
 La sustancia de las cosas
Hechura de Dios
Hechura humana
 La sustancia del Pan – Vino eucarísticos
Lo que Dios quiere darnos a través de ellos
Lo que Jesús nos da a través de ellos
Gracias al Espíritu Santo – Epíclesis
 Trans-sustanciación
Este pan “¡pan de vida!”
Este vino, “¡bebida de salvación!”
La presencia en los Dones Eucarísticos
Las apariencias de pan y vino
Lo esencial es invisible a los ojos
Lo que una realidad es no depende de mi capacidad
sensitiva, conceptual, de mi trato con las cosas
Las palabras de la consagración no producen una
transformación que afecta a la física… sino que
hacen que las cosas se conviertan en puros y
simple signos y sólo subsistan por Él, con Él y en
Él. Ahora son signos lo que antes eran cosas
La presencia en los Dones Eucarísticos
Una presencia transeúnte
La Eucaristía es la forma de manifestarse la
autoentrega de Jesús al Padre en la forma de
autoentrega a los hombres.
Un banquete en el que el pan y el vino han
perdido su significación profana y se han
convertido en el símbolo de esa entrega.
La entrega está orientada no hacia el pan y el
vino, sino hacia los creyentes. ¡A ellos va
destinada la presencia real!
Los dones del Señor Resucitado
 Punto de partida:
no los dones, sino el
misterio de Cristo pascual
El sacramento del Cristo
pascual es la Eucaristía
 Cristo está presente
entre nosotros como
Señor Resucitado,
plenitud de todo
El Señor Resucitado
 Cristo Jesús está
presente en el mundo
como la plenitud a la
que el mundo ha sido
llamado
 La presencia de Cristo
es interior a la Creación
 La presencia eucarística
desde esta perspectiva
La conversión eucarística
Es consagración de los dones por obra del
Espíritu Santo
Los dones son santificados
El pan y el vino se convierten con todo su ser en la
visibilidad del Cristo pascual
Jesús “aparece” en las “apariencias” de pan y vino
El pan y el vino se convierten en realidad celestial
Oración de Epíclesis
 Plegaria Eucarística I
Bendice y acepta, oh
Padre, esta ofrenda
haciéndola “espiritual”
para que sea cuerpo y
sangre de tu Hijo amado,
Jesucristo nuestro Señor
 Plegaria Eucarística II
“Santifica estos dones con
la efusión de tu Espíritu de
manera que sean para
nosotros cuerpo y sangre
de nuestro Señor
Jesucristo
Oración de Epíclesis
 Plegaria Eucarística III
Que santifiques por el
mismo Espíritu estos
dones que hemos
separado para ti de
manera que sean cuerpo y
sangre de Jesucristo, Hijo
tuyo y Señor nuestro, que
nos mandó celebrar estos
misterios
 Plegaria Eucarística IV
Que este mismo Espíritu
santifique, Señor, estas
ofrendas, para que sean
cuerpo y sangre de
Jesucristo, nuestro Señor y
así celebremos el gran
misterio que nos dejó
como Alianza eterna
Presencia sucesiva y creciente
 Presencia sucesiva del Señor
El conjunto de la celebración
Jesús ha salido a nuestro encuentro antes de que nosotros nos
acerquemos a Él.
Viene a nosotros con el don de su presencia personal: de su
Palabra de su Espíritu y del don total de sí mismo
 La presencia se sitúa en una doble distancia
Entre el ayer del Gólgota
El mañana de la Parusía
Transformación-consagración de las personas
en el Cuerpo de Cristo
La epíclesis sobre la comunidad cristiana
 La Iglesia invoca al Espíritu para que la convierte en
Cuerpo de Cristo, para que su unión esponsal con el
Señor sea tan intensa que entre los dos formen un
solo cuerpo
“Porque quien come y bebe (el pan y el vino) sin
valorar el CUERPO come y bebe (al comer el panvino) su acta de condena” (1 Cor 11,27-28)
“Humildemente, te pedimos, Señor que
el Espíritu Santo congregue en la
unidad a cuantos participamos del
Cuerpo y Sangre de tu Hijo”
Transformación-consagración de las personas
en el Cuerpo de Cristo
Comunión eucarística – comunión eclesial
Quien comulga a Cristo Jesús es, ante todo, la Iglesia
La comunión personal se inscribe dentro de ella
¡No al individualismo eucarístico!
Transformación-consagración de las personas
en el Cuerpo de Cristo
Encuentro en el ámbito de la creación
Theilhard de Chardin, El medio divino, pp. 91-92
“Esta presencia se ha revelado no ya simplemente
frente a nosotros, junto a nosotros.
Ha brotado tan universalmente, nos hallamos de tal
modo rodeados y traspasados por ella, que ni nos
queda espacio para caer de rodillas ni siquiera en el
fondo de nosotros mismos.
Valiéndose de todas las criaturas, sin excepción
alguna, lo Divino nos asedia, nos penetra, nos
fragua. Lo pensábamos lejano, inaccesible: vivimos
hundidos en sus ardientes capas”
Transformación-consagración de las personas
en el Cuerpo de Cristo
 Encuentro en el ámbito de la creación
Theilhard de Chardin, El medio divino, pp. 91-92
 “Todas las comuniones de una vida constituyen una sola
comunión.
 Todas las comuniones de todos los hombres actualmente
vivientes constituyen una sola comunión.
 Todas las comuniones de todos los hombres presentes,
pasados y futuros, constituyen una sola comunión…
 La capa humana de la tierra se halla, entera y
permanentemente, bajo el influjo organizador de Cristo
encarnado… Cristo eucarístico controla, desde el punto
de vista de la organización del pléroma, todo el
movimiento del universo”.
Transformación-consagración de las personas
en el Cuerpo de Cristo
Encuentro en el ámbito de la creación
Theilhard de Chardin, El medio divino, pp. 91-92
La transformación eucarística del universo desborda
y completa la transustanciación del pan del altar.
Poco a poco invade irresistiblemente el universo.
Es el fuego que corre por encima de los brezos
La especies sacramentales están formadas por la
totalidad del mundo.
Y la duración de la creación es el tiempo requerido
para su consagración
La reserva y adoración de la Eucaristía
Lutero: “extra usum, abusum”
Primer milenio:
¡sólo para los enfermos!
Segundo milenio:
Reacción ante la negación de la Presencia
André Frossard: “Comencé a creer en la presencia
real antes de pensar que Jesús pudiera ser el Hijo de
Dios
Iglesias de Oriente: la presencia en los iconos
La reserva y adoración de la Eucaristía
En un contexto de “encuentro” del Señor
resucitado y su Iglesia
Venida del Señor en persona
“Mira que estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi
voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré
con él y él conmigo”
La exigencia esponsal
El marido no dispone de su propio cuerpo; éste
pertenece a su mujer” (1 Cor 7,4)
La Iglesia es la esposa y hace uso de sus derechos
La reserva y adoración de la Eucaristía
Como símbolo y memorial de comunión
El Cuerpo que incorpora
Hospitalidad eucarística
Como símbolo permanente de misión:
 Ite Missa est
Descargar

La Presencia eucarística - Hermanas de la Caridad de Santa Ana