Resumen de la Guía de Estudio de la Escuela Sabática
para el 10 de setiembre del 2011
Visite: http://www.davidchacon.tk, http://www.escuelasabaticadavidchacon.tk
Jn 4:23
“Mas la hora viene, y ahora
es, cuando los verdaderos
adoradores adorarán al Padre
en espíritu y en verdad;
porque también el Padre tales
adoradores busca que le
adoren.”
Texto clave
Objetivo del estudio
Comprender en qué
consiste adorar en
espíritu y verdad.
Estructura de estudio
1.
El agradecimiento en la
adoración.
2. Disposición de adoración
verdadera.
3. Cristo, el objeto de la adoración.
1. El agradecimiento
en la adoración
1. El agradecimiento en la adoración
Lc 1:54,55
“Ha ayudado a Israel, su siervo,
para recuerdo de su misericordia
tal como dijo a nuestros padres, a
Abraham y a su descendencia para
siempre.”
1. El agradecimiento en la adoración
¿Qué características de la adoración
encontramos en el canto de María?
-Aceptar la voluntad de Dios.
-Conocía la Palabra de Dios.
-Características del canto de María:
-La alabanza es alegría (Lc 1:47,48).
-Reconocer la condición de indignidad (Lc 1:48).
-Dios es todopoderoso (Lc 1:49).
-Dios es misericordioso (Lc 1:50).
-Dios es justo (Lc 1:51-53).
-Dios cumple sus promesas (Lc 1:54,55).
2. Disposición de
adoración verdadera
2. Disposición de adoración verdadera
Jn 4:21
Jesús le dijo: Mujer, créeme
que la hora viene cuando ni en
este monte ni en Jerusalén
adoraréis al Padre.
2. Disposición de adoración verdadera
¿Cómo debemos orientar nuestra
adoración?
-Entendiendo que el fin de la liturgia es
entregarse completamente al Señor.
-El fundamento de la adoración es la
relación personal con Cristo.
2. Disposición de adoración verdadera
“Eleve su corazón y su alma en alabanza a Dios
porque lo ha reconocido como su hijo. El lo hará su
mano ayudadora y lo bendecirá en la obra de
ayudar a otras almas. El Espíritu Santo trabajará en
cada corazón susceptible a su influencia santa. La
justicia de Cristo irá delante de él, y la gloria del
Señor será su retaguardia”.
(Carta 192, del 30 de noviembre de 1902).
2. Disposición de adoración verdadera
¿Cómo debemos orientar nuestra adoración?
-Entendiendo que el fin de la liturgia es
entregarse completamente al Señor.
-El fundamento de la adoración es la relación
personal con Cristo.
-Adorando al Señor en espíritu y verdad.
Jn 4:23 Pero la hora viene, y ahora es, cuando los
verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en
verdad, porque también el Padre tales adoradores busca
que lo adoren.
3. Cristo, el objeto
de la adoración
3. Cristo, el objeto de la adoración
Mt 2:11
Al entrar en la casa, vieron al niño con María,
su madre, y postrándose lo adoraron. Luego,
abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes:
oro, incienso y mirra.
Lc 24:52
Ellos, después de haberlo adorado, volvieron
a Jerusalén con gran gozo;
3. Cristo, el objeto de la adoración
¿Por qué debemos adorar a Cristo?
-Porque es Enmanuel, Dios con nosotros.
-Porque La adoración debe generar
respeto, amor y reverencia.
3. Cristo, el objeto de la adoración
¿Cómo Satanás reemplaza la adoración a
Dios?
-Aprovechando toda circunstancia.
Lc 4:6-8
Y le dijo el diablo: A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de
ellos; porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la
doy. Si tú postrado me adorares, todos serán tuyos.
Respondiendo Jesús, le dijo: Vete de mí, Satanás, porque
escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él solo servirás.
3. Cristo, el objeto de la adoración
“En el desierto, Cristo enfrentó las grandes tentaciones
que asaltarían al hombre. Allí, con las manos desnudas,
se encontró con el enemigo astuto y sutil y lo venció…
Los tronos y los reinos de este mundo y su gloria fueron
ofrecidos a Cristo. Satanás llevó el honor mundanal, las
riquezas y los placeres de la vida, y se los presentó bajo
la luz más atrayente a fin de tentarlo y engañarlo.
"Todo esto te daré, si postrado me adorares", le dijo.
Sin embargo Cristo rechazó al astuto enemigo y salió
victorioso.”
(Consejos sobre mayordomía cristiana, 221-2).
Conclusiones
• Dios ha cuidado de sus hijos a lo largo de toda
la vida.
• Uno sirve a quien adora.
• Para adorar primero se debe amar a Dios.
• La adoración precisa amor, respeto y
reverencia.
www.davidchacon.tk
Descargar

Lección 11: “En espíritu y verdad” (Descargar)