II
Causas, prácticas y efectos de la guerra en el siglo XX
saladehistoria.com
“Creo que estos acontecimientos son muy afortunados, los llevo
esperando hace cuarenta años. Francia se rehace, y en mi
opinión, no podría rehacerse sino mediante la guerra, que la
purifica.”
Alfred BAUDRILLART, Obispo
16 de agosto de 1914
http://www.firstworldwar.com/posters/france.htm
“Si existiese un aparato que midiera la
intensidad, la amplitud y la novedad de
la emociones colectivas, un indicador
no habría subido nunca tanto y tan
rápidamente como en lo primeros
meses desde el comienzo de la guerra
que puso fin a un período de paz de
cuarenta años. Por relatos incontables
de testigos presenciales sabemos del
entusiasmo que se adueñó de las
masas en toda Europa, de la
aprobación a veces alegre, a veces
ruidosa, a las medidas de lo gobiernos.
Tenemos fotografías de la partida de
tropas adornadas con flores, de
mujeres ovacionando, de soldados
riendo en los vagones de trenes que
estaban totalmente cubiertos
inscripciones seguras de la victoria (..)”
E. Nolte. La crisis del sistema liberal y los
movimientos fascistas
“Durante los calurosos días de finales de julio, yo
estaba en Cambridge, discutiendo la situación con
todo el mundo. Consideraba imposible creer que
Europa estuviese tan loca como para precipitarse a la
guerra, pero yo estaba convencido de que, si llegaba
a haber guerra, Inglaterra se vería involucrada. Yo
deseaba vivamente que Inglaterra permaneciera
neutral, para lo que recogí firmas de un amplio
número de profesores y compañeros para una
declaración que, a tal efecto, apareció en el
Manchester Guardian. El día que la guerra fue
declarada, casi todos ellos cambiaron de pensar. Eché
la tarde paseando por las calles, especialmente en las
cercanías de Trafalgar Square, observando a un
entusiasmado gentío que me hacía a mí mismo
sensible a tales emociones. (...) Yo había supuesto
ingenuamente lo que la mayoría de los pacifistas
afirmaban: que las guerras eran una imposición de
gobiernos despóticos y maquiavélicos sobre una
población que las rechazaba. (...)”
Bertrand Russell. Autobiografía.
http://www.firstworldwar.com/posters/uk.htm
G. Pierri, Army on the Move
http://www.bbc.co.uk/history/interactive/animations/western_front/index_embed.shtml
“Una y otra vez quiero deciros algo: vosotros,
que permanecéis en la patria, no olvidéis cuan
horrible es la guerra. No dejéis, de rezar. Actuad
con seriedad. Abandonad toda superficialidad.
Arrojad de teatros y conciertos a los que ríen y
bromean mientras sus defensores sufren y se
desangran y mueren. De nuevo he vivido
durante tres días (del 1 al 4 de enero) la más
sangrienta y horrible batalla de la historia, a
doscientos metros del enemigo, en una trinchera
provisional excavada a toda prisa. Durante tres
días y tres noches han caído granadas y más
granadas: estallidos, silbidos, sonidos guturales,
gritos y gemidos ¡Malditos aquellos que nos
condujeron a esta guerra!”
Carta de un estudiante alemán desde el frente.
Enero de 1915.
II
Causas, prácticas y efectos de la guerra en el siglo XX
saladehistoria.com
Descargar

Diapositiva 1 - Patricio Alvarez Silva