VOTO DE ÁNIMAS
Este llamado voto heroico consiste en hacer entera
donación de todas nuestras obras meritorias, oraciones,
indulgencias e incluso sufragios que se ofrecieren por
nosotros tras la muerte, en favor de las ánimas benditas del
purgatorio.
Se trata de un acto de caridad fraterna para con nuestros
futuros compañeros de eternidad. Abandonándonos en los
brazos de la Misericordia divina, les cedemos, por amor,
nuestras satisfacciones de la pena que nos corresponda en el
más allá.
Por tanto, aunque resulta un cambio y un compromiso, es
también en sí mismo un acto meritorio que, en manos de
Nuestra Madre, a quien nos confiamos en cuerpo y alma,
podrá valernos como ancla de salvación a la hora de nuestro
juicio particular ante el Todopoderoso.
Omnipotente y
Sempiterno Dios, aunque
indigno de comparecer
ante tu presencia, para tu
mayor gloria y para
demostrar mi total entrega
a la Madre de
Misericordia, María
Santísima, que también es
Madre de las almas del
purgatorio y deseando
librarles de sus penas
para que vayan cuanto
antes a glorificaros en el
cielo,
ofrezco espontáneamente
y pongo en manos de
Nuestra Madre y Señora,
la Virgen del Carmen,
todas mis obras
satisfactorias, propias y
participadas en vida y
muerte y después de mi
muerte, para que la
Santísima Virgen las
aplique a quien Ella más
quisiere del purgatorio.
Te ruego, Señor
Misericordioso, que te
dignes aceptar este mi
ofrecimiento para gloria
tuya, consuelo de las
ánimas y provecho de mi
alma.
En cuanto a las deudas
por mis pecados, que
detesto, yo me ofrezco con
toda humildad y
resignación a pagarlas, si
así lo quieres, en el
purgatorio,
entregándome confiado
en Manos de tu
Misericordia y en la
bondad de Nuestra dulce
Madre, La Virgen María.
Padrenuestro, Avemaría
y Gloria por las ánimas
del purgatorio.
Dales, Señor, el
descanso eterno.
Y brille para ellas
la Luz perpetua.
Descansen en paz
Amén
Descargar

Voto de Ánimas - Capilla De Oración Católica