* Dr. Reynaldo Hevia Pumariega
Especialista de 2do Grado en
Medicina Interna.
MSc. Toxicología Clínica
Secretario de la Sociedad Cubana de
Toxicología.
**Dra.Alida Hernández Mullings
Especialista de 1er Grado en Pediatría.
MSc. Toxicología Clínica
OBJETIVO
Brindar las herramientas para un
correcto diagnóstico y
tratamiento de la ciguatera
¿Qué es la Ciguatera?
Es una enfermedad causada por la ingestión de peces
que viven asociados a los arrecifes coralinos en mares
de áreas tropicales y subtropicales que contienen
toxinas acumuladas a través de la cadena alimentaria.
Es considerada la más común de las intoxicaciones
alimentarias relacionadas con la ingestión de pescado.
A pesar de que las primeras descripciones se remontan
al siglo XVI, existen evidencias de afectación a
personas desde la antigüedad.
Origen de las toxinas
A partir de dinoflagelados tóxicos
- GAMBIERDISCUS TOXICUS
- PROCENTERUM LIMA (P.LIMA)
- P. CONCAVUM
- P. RATHYMUN
- OSTREOPSIS SIAMENSIS (O. SIAMENSIS)
- O. OVATA
- O. LENTICULARIS
- COOLIA MONOTIS
¿Cómo se transmite la Ciguatera?
ALGAS Y DETRITUS (contienen dinoflagelados)
PECES HERBÍVOROS
PECES CARNÍVOROS
HOMBRE
Teoría de la cadena alimentaria
Randall, 1958.
Especies frecuentemente ciguatas
• Picúa (barracuda)
• Cubera
• Aguají
• Medregal
• Gallego
• Pez perro
• Coronado
• Macarela española
• Bonaci gato
• Tiñosa
• Jocú
• Morena verde
• Civil
Epidemiología
• Endémica del caribe y región del Indo-Pacífico y Mar Rojo
• Las especies portadoras habitan en oceános ubicados dentro
de los 35 grados a ambos lados del Ecuador
• Frecuencia estimada en países tropicales de 5 a 10%
• Mortalidad baja (0,1%)
Toxinas relacionadas con la enfermedad
• CIGUATOXINA
• ESCARITOXINA
• MAITOTOXINA
• PALITOXINA
• ACIDO OKADAIC
Las cinco toxinas vinculadas con la Ciguatera se diferencian
en sus características moleculares, toxicocinéticas y
mecanismos de acción, aunque los bases fisiopatológicas no
son del toda claras
La Ciguatoxina (existen varios subtipos) es la más estudiada
de todas. Se distingue por su liposolubilidad, afinidad por los
canales de sodio los cuales deja permanentemente abiertos,
facilitando la entrada de este ión provocando trastornos en
la conducción nerviosa; subsecuentemente penetra agua al
interior celular causando edema en los axones y células de
Shawn;
también
se
le
atribuyen
propiedades
anticolinesterásicas.
Cuadro Clínico
• Amplia variabilidad
• Periodo de incubación de minutos a 70 horas
• Duración: días, semanas o meses
• Depende de: tipo de pez, porción ingerida, cantidad
consumida, antecedentes previos de enfermedad, zona
geográfica, toxina involucrada, características
individuales
Manifestaciones Gastrointestinales
• Náuseas y vómitos
• Diarreas
• Dolor abdominal
• Dolor al defecar
• Deshidratación secundaria a vómitos y diarreas
Manifestaciones Neurológicas
• Parestesias en extremidades y circumoral
• Disestesias paradójicas
• Cefalea
• Odontalgias
• Lagrimeo
• Mareos
Manifestaciones Cardiovasculares
• Bradicardia
• Hipotensión
• Arritmias (extrasístoles ventriculares,
cambios de la onda t, otras)
• Taquicardia
Otras Manifestaciones
Muy frecuentes:
Frecuentes:
•
• Insomnio
• Disuria, eyaculación dolorosa
• Visión borrosa
Astenia
• Prurito
• Artralgias
• Mialgias
Detección
•
Pruebas naturales o populares
• Métodos biológicos
• Estudios químicos (cromatografía líquida)
• Métodos inmunoquímicos (inmunoenzimático,
radioinmunoensayo, stick test)
Detección
Pruebas populares para reconocer el pescado ciguato
(escamas caedizas, pobre resistencia y muerte inmediata a la
captura, dientes morados, cabeza afinada, cuerpo flaco y
sanguinolento, repulsión por hormigas y gatos, cambio de
coloración de monedas al contacto con ellos) no han
demostrado confiabilidad ni valor científico.
Detección
Los métodos biológicos en animales resultan poco precisos y
requieren de observadores adiestrados con amplia
experiencia.
Métodos inmuniquímicos como el stick test son poco
específicos y no exentos de conclusiones equívocas.
La cromatografía líquida es la técnica de elección pero la
complejidad y el costo de su realización limitan el uso
rutinario a escala comercial
¿Cómo hacer el diagnóstico?
El diagnóstico es
fundamentalmente clínico- epidemiológico
Tratamientos empleados
• Dieta
• Manitol 20% EV
• Amitriptilina (útil para las manifestaciones sensitivas)
• Antihistamínicos (en casos de prurito)
Tratamientos empleados
Es aconsejable no ingerir productos del mar ni bebidas
alcohólicas por períodos de 3 a 6 meses, se han observado
recaídas relacionadas con los mismos.
No existe una terapéutica específica. El manitol al 20% ha
demostrado ser la medida más eficaz aunque su
mecanismo de acción (diurético osmótico, bloqueador y
neutralizador de toxinas, captador de grupos hidróxilos)
no es del todo claro. Se recomienda infusión de 1g/Kg. de
peso intravenoso de 30 minutos a 1 hora, se puede repetir
igual dosis o la mitad cada 12 horas por 48 horas. Ha
demostrado mayor eficacia en los primeros 3 días.
Otros tratamientos
• Sales de calcio
• Atropina
• Analgésicos – antinflamatorios
• Vitaminas
• Otros
Otros tratamientos
A pesar de que el calcio no parece jugar un rol importante en
el desarrollo de la enfermedad, las sales de calcio pueden ser
empleadas a dosis de 1 a 2 g diarios por un período
habitualmente no mayor de 28 días.
El uso de atropina se reserva para casos donde estén
presentes síntomas colinérgicos (bradicardia, lagrimeo y
otros).
Otros tratamientos
Para el control de las manifestaciones dolorosas se
recomienda
la
administración
de
analgésicosantinflamatorios.
El empleo de complejos vitamínicos no ha demostrado
ineficacia.
Los esteroides no tienen utilidad y carecen de indicación en
la ciguatera.
Consideraciones finales
• El pescado ciguato no es apto para el consumo. Ninguna
forma de preparación o cocción destruye las toxinas
• El pescado ciguato es de aspecto y sabor normal
• No existen métodos efectivos como dárselos a gatos,
hormigas y otros de manejo popular para saber si el pez
está ciguato
Consideraciones finales
• No consumir pescados pertenecientes a las especies que con
mayor frecuencia producen ciguatera
• Cumplir con las regulaciones del Ministerio de la Pesca
para la captura y comercialización de especies marinas.
• El diagnóstico es clínico epidemiológico
• No existe tratamiento antidótico específico
Bibliografía
1. Swift AEB, Swift TR (1993) Ciguatera. Clinical Toxicology
31(1):1-29
2.
Lehane L, Lewis RJ (2000) Ciguatera: Recent advance but the
risk remains. International Journal of Food Microbiology 61:91125
3. Hirma M (2005) Total synthesis of ciguatoxin CTX 3C adventure
into the problems of ciguatera. Seafood poisoning. Chem Rec
5(4):240-50.
4. Ghiaroni W, Fuwa H, Inove M, Sasaki M, Miyazaki, Hirama M,
Yasumoto T, Rossini Gp, scalera G, Bigiani A (2006) Effect of
ciguatoxin 3C on voltagegated Na+ and K+. Currents in mouse
taste cells. Chem Senses 31(7):673-80
Bibliografía
5. Pearn JH, Harvey D, de Ambrosis W, Lewis RJ, Mc Kay R
(1982)Ciguatera and pregnancy. Med. J. 1:57-58
6. Gillespie NC, Lewis RJ, Pearn JH, Boorke ATE, Holmes MJ,
Boorke JB, Shields WJ (1986) Ciguatera in Australian: Ocurrence
clinical features, pathofhysiology and management. M J Aust.
145:584-590
7. Lange WR, Lipkin KM, Yang GC (1989) Can ciguatera be a
sexually transmited disease?. Clinical Toxicology 27(3):193-97
Bibliografía
9. Geller RJ, Olson KR, Senecal PE (1991) Ciguatera fish poisoning
in San Francisco, California, caused by imported barracuda.
Western Journal of Medice 155:639-642.
10. Ting JYS., Brown AFT (2005) Ciguatera poisoning: a global issue
with common management problems. European Journal of
emergency Medicine 8: 295-300.
11. Boydron-Le Garrec R; Benoit E; Sauviat MP; Frostin M; Laurent
D. Ciguatera: from the etiology of the phenomenon to the
treatment of its symptoms. J Soc Biol;199(2):127-39, 2005.
Descargar

Ciguatera.