El primer día de las clases
Es el primer día de clases.
Los maestros hablan.
“Buenos días.
Me llamo
señor Rivera.”
“Igualmente.”
“Me llamo señor
Pérez. Mucho
gusto.”
“Buenos días, señora
Bonilla. ¿Cómo
está usted?”
“Muy bien, gracias.
¿Y usted?”
“Bien, gracias.
¿Entramos
nosotros en la escuela?”
“No. ¡No, no, no!”
“¿Por qué no?”
“Porque,” susurra el señor Rivera, “la escuela está hechizada.”
Los estudiantes hablan.
“Hola, Juan,
¿cómo estás?”
“Así así. ¿Y tú?”
“Regular. ¿Quién
es la chica?”
“¿Ella? Es mi
prima Isabel.”
“Isabel, ¿qué tal?”
“Bien, Juan.
¿Y tú?”
“Bien. Te presento
a mi amigo Jorge.”
“Mucho gusto,
Jorge.”
“Encantado, Isabel.”
“¿Entramos
nosotros
en la escuela?”
Jorge mira a Juan.
“No. Los maestros
entran primero.”
El señor Pérez y la señora Bonilla entran en la
escuela. El señor Rivera sigue. “La escuela no
está hechizada,” dice el Sr. Pérez.
“No, no está hechizada,” confirma la Sra. Bonilla. “Aquí está el
libro de texto. Es un libro normal. Aquí están los bolígrafos.
Son bolígrafos normales. Los papeles, la mesa, las sillas, los
lápices, el escritorio, la puerta, la pizarra, el mapa, la
bandera—todas las cosas son normales. La escuela no está
hechizada.”
¡El que tiene la tecnología controla el mundo!
Multiple Choice Questions
Long-answer Questions
Both sets are required!
Descargar

El primer día de las clases