“Jesús recorría los pueblos de alrededor enseñando. Llamó a los
Doce y comenzó a enviarlos de dos en dos, dándoles poder sobre
los espíritus impuros. Les ordenó que no tomaran nada para el
camino, excepto un bastón. Ni pan ni morral, ni dinero consigo. Que
llevaran sandalias, pero no dos túnicas. Les dijo además:
Cuando entren en una casa, quédense en ella hasta que se vayan de
aquel lugar. Si en algún sitio no los reciben ni los escuchan, váyanse
de allí y sacudan el polvo de la planta de sus pies, como testimonio
contra ellos.
Ellos salieron a predicar y exhortaban a la conversión. Expulsaban
muchos demonios, ungían con aceite a muchos enfermos y los
sanaban”.
Mc 6, 6-12
En la vida tenemos muchas voces que nos reclaman,
que nos llaman y nos seducen.
 Dios también nos llama a nosotros. No escuchar su
voz, no significa que no nos llame y nos convoque.
 Y nos llama, no sólo para estar con Él, sino para
extender el Reino de Dios.
 Con su fuerza seremos capaces de hacer milagros.

 ¿Te
sientes llamado por alguien? ¿Te sientes
convocado por alguien?
 ¿Estás dispuestos a dedicar tu vida a anunciar la
Buena Noticia de Jesús?
 ¿Sientes que con la fuerza de Dios para ser un
buen cristiano?
Te doy gracias, Señor,
porque eres bueno,
porque es constante y eterno
tu amor conmigo.
Te doy gracias, Señor,
Dios de todo,
porque en todo lo mío
Tú intervienes,
porque es constante y eterno
tu amor conmigo.
Tú haces grandes
maravillas:
la potencia del Universo,
el misterio de la Vida,
la fuerza del Amor,
mi propio ser...
porque es constante y eterno
tu amor con todo
y también conmigo.
Descargar

1 LOS PEQUEÑOS LO SABEN TODO