Observa las fotos que aparecen
¿sabrías decir qué es?
¿Quiénes
son los
que
aquí
aparecen?
¿qué forman todos los que están ahí?
¡¡Muy bien!!
La formamos todos los que por el Bautismo creemos en Dios,
anunciado por Jesucristo y que el Espíritu Santo nos ha revelado.
Sabiéndonos parte de la familia de los hijos de Dios, son
diferentes las funciones que ejercemos dentro de la misma,
como diferentes son los miembros de un cuerpo pero todos son
necesarios para su óptimo funcionamiento:
Obispos
Presbíteros
Diáconos
Religiosos
Laicos (¡estos somos nosotros!)
¿Conoces algún Obispo?
Seguramente sí
conoces a algún
sacerdote o
religios@
Los obispos, ayudados por los
presbíteros y los diáconos, tienen
la misión de enseñar auténticamente
la fe, presidir las celebraciones,
especialmente la Eucaristía, y
dirigir la Iglesia como verdaderos
pastores.
Los laicos movidos por su fe
viven su vida conyugal, familiar,
eclesial, trabajo diario,
descanso… dando testimonio de
ella.
Posiblemente la tuya, sea
una familia cristiana
Hoy vamos a fijarnos en lo que denominamos los
tres grados del sacramento del orden:
Sacerdotes
Diáconos
Obispos
Su origen se remonta al mismo Jesús cuando les dijo:
•
“Id por todo el mundo y proclamad la
buena noticia a toda criatura”
•
Entre vosotros el más importante ha de ser
como el menor, y el que manda como el
que sirve, ¿Quién es el más importante, el
que se sienta a la mesa o el que sirve? ¿No
es el que se sienta a la mesa? Pues bien, yo
estoy entre vosotros como el que sirve.
•
“Durante la cena, Jesús tomó pan,
pronunció la bendición, lo partió, se lo dio
y dijo: Tomad esto es mi cuerpo . Tomó
luego una copa, pronunció la acción de
gracias, se la dio y bebieron todos de ella.
Y les dijo: Esta es mi sangre, que se
derrama por todos. Haced esto en memoria
mía”.
En la iglesia ininterrumpidamente se han ido transmitiendo
estas tres funciones:
Enseñar, Santificar y Regir.
¿Cómo se realiza esa transmisión? Por el Sacramento del
Orden Sacerdotal
•
•
•
Tiene lugar en la catedral, durante la
celebración de la Eucaristía.
El rito más importante se realiza
imponiendo las manos sobre la cabeza del
ordenado y se pronuncia una oración
pidiendo a Dios el Espíritu Santo y los
dones apropiados para el ministerio.
Los obispos son quienes pueden ordenar
válidamente los tres grados del sacramento
del orden: obispos, sacerdotes y diáconos.
Los efectos del sacramento del Orden son:
•
Por la Gracia del
Espíritu Santo recibe
la capacidad de actuar
como representante de
Cristo en la triple
función de sacerdote
(santificar), profeta
(enseñar) y rey (regir).
•
Se concede de una vez
para siempre, imprime
carácter.
¿Quién puede recibir este sacramento?
• Un varón
• Bautizado
• Con voluntad de guardar el celibato, excepto si va a ser ordenado diácono
permanente; que viva la llamada de Dios a seguirle en una vida de oración
y entrega al anuncio de su Reino, como lo fue la vida de Jesús.
Y también la de Juan Mª Vianney
Sacerdote francés que vivió entre
1786- 1859.
Tiempo después de su ordenación fue
enviado como párroco al pueblecito de
Ars.
Aunque sus habitantes eran muy
poco practicantes, la dedicación de
Juan Mª y la Gracia de Dios irían
cambiando las cosas.
Allí llevó una vida santa, de mucha oración, penitencia,
amor a los demás y mucho bien.
•
•
•
•
•
Instituyo las cofradías del Santo Rosario
y del Santísimo Sacramento.
Organizó la catequesis parroquial.
Creó una escuela para niños.
Y un orfanato para niñas
posibilitándoles la formación humana y
espiritual.
Poco a poco todas las gentes del pueblo
acudían a la celebración de la Misa.
Pero no eran los únicos, su fama de
santidad se fue extendiendo por toda
Francia y Europa, gran cantidad de
personas acudían a Ars y hacían largas
colas para confesarse con él.
Después de gastar su vida en la
entrega a los demás, por amor a
Dios, fallece el 4 de agosto de
1859.
El papa Pío XI lo proclamó santo el 31 de mayo de 1925.
Es modelo de vida sacerdotal, por eso es Patrono de los sacerdotes.
El 19 de junio de 2009 con motivo del 150 aniversario de su muerte, el papa
Benedicto XVI proclama el año sacerdotal.
Con el fin de promover la renovación interior de todos los sacerdotes para que su
testimonio evangélico en el mundo de hoy sea más intenso y
por él nuevos jóvenes respondan a la llamada de Dios para seguirle.
Descargar

Observa la foto que aparece